La optimización de las páginas web para los motores de búsqueda puede ser un proceso complejo incluso para los expertos. Con los cambios constantes y a veces radicales que ha ido introduciendo Google durante los últimos años, caer en la trampa de implementar prácticas dudosas de Black Hat SEO no es difícil. Hoy, explicaremos algunas técnicas que las compañías y los profesionales de SEO deben evitar si quieren optimizar su página web de manera cualitativa.

¿Qué es el Black Hat SEO?

La optimización de una página web para los motores de búsqueda puede convertirse fácilmente en un proceso largo y lento. Para empezar a posicionarte como una web de autoridad en los primeros resultados de Google puede tomar meses e incluso años que no todos tienen la paciencia de esperar.

Por esta razón, muchas empresas e individuos caen en la tentación de buscar un shortcut con el objetivo de posicionarse más rápido. Para conseguir más tráfico a su web, se desarrollan técnicas y prácticas maliciosas que no solo no suelen atraer visitantes de calidad, pero también puede causar penalizaciones por parte de Google.

Es más, la implementación de técnicas ilegales puede hacer que Google quite a tu página web de su índice. Esto significa que la gente no será capaz de encontrarte ya que simplemente no vas a existir para Google por un buen tiempo (o para siempre, dependiendo del caso).

Las prácticas de Black Hat SEO suelen ser tácticas agresivas diseñadas con el objetivo de manipular a los motores de búsqueda con el objetivo de posicionarse más rápido y mejor dentro de sus primeros resultados.

Estas son algunas de las prácticas más peligrosas que debes evitar a todo coste:

1. Cloaking

Esta técnica engaña a los motores de búsqueda enseñando un texto que corresponde con  la búsqueda de los usuarios, pero después los lleva a una página completamente diferente una vez que hayan hecho click sobre el enlace.

Por ejemplo, los usuarios ven un resultado que corresponde con su intención de visitar la página de web de su grupo musical favorito, pero una vez que hayan hecho click sobre el enlace están llevados a otra página que no tiene nada que ver con este grupo.

Cloaking es todavía una de las prácticas más populares de Black Hat SEO, pero los motores de búsqueda han desarrollado algoritmos para detectarla con facilidad, así que su uso se ha ido reduciendo en los últimos años. 

2. Link building

Otra técnica popular cuyo objetivo es generar numerosos enlaces externos es la así llamada Link Building. Debido a que los enlaces externos que apuntan a tu página web son extremadamente importantes para aumentar tu autoridad y posicionarte mejor en Google, mucha gente intenta manipular el sistema comprando numerosos enlaces que realmente no tienen ninguna calidad.

Sin embargo, las personas que utilizan esta práctica realmente no se dan cuenta que el número de enlaces no es el único factor importante para Google. La calidad, la autoridad del dominio y el contexto de estos enlaces tiene mucho más peso a la hora de mejorar tu posicionamiento. 

3. Keyword Stuffing

Otra técnica de Black Hat SEO que se utilizaba mucho antes de 2012 cuando Google introdujo la famosa actualización Penguin Update de su algoritmo es Keyword Stuffing.

Ya que la palabra clave es el componente principal que los motores de búsqueda utilizan para hacer que tu artículo coincida con lo que la gente está buscando, mucha gente intenta llenar su contenido con el mayor número de palabras clave posible.

Actualmente, no existe una norma fija sobre la proporción correcta de palabras claves, pero lo norma general dice que un porcentaje de palabras clave en tu texto mayor a 5% no es una práctica recomendable.

4. Duplicar contenido

Si la práctica de copiar contenido de otras páginas web fue muy popular hace años, los motores de búsqueda han desarrollado algoritmos que son completamente capaces de detectar textos no originales. En realidad, Google ha modificado su algoritmo para que solo pueda indexar contenido original, ignorando los artículos duplicados.

Para evitar penalizaciones por Google, si tienes que citar a un texto de una fuente hazlo siempre en pequeños trozos, y no olvides poner la fuente.

5. Contenido escondido

Una de las peores prácticas de Black Hat SEO es esconder el contenido para que los usuarios no sean capaces de verlo, pero Google sí. La gente suele intentar esta técnica con el objetivo de rellenar el contenido escondido con muchas palabras clave para mejorar su posicionamiento sin arruinar la experiencia de usuario.

Sin embargo, no hace falta decir que esta práctica ya no es aceptable por Google, y las empresas que intentan aplicarla corren el riesgo de sufrir penalizaciones graves. Los motores de búsqueda han desarrollado algoritmos capaces de filtrar el código e identificar los errores más pequeños.

6. Palabras clave irrelevantes

En un intento muy poco funcional para obtener mejor posicionamiento en Google, mucha gente hace el error de abusar su contenido con palabras clave irrelevantes que tienen muy poco que ver con el tema del texto. Sin embargo, esto no aporta valor real a tu posicionamiento, y todavía menos para la experiencia de tus usuarios.

7. Sobre-optimización del título de la página

Utilizas etiquetas H1 múltiples en una página es una táctica muy popular de Black Hat SEO, pero no funciona como la gente piensa que funciona. En realidad, se recomienda que no utilices más de un H1 para una única página.

8. Automatización de contenido

Probablemente te sorprenderá aprender que existen herramientas que generar contenido de forma automática y lo publican en tu página web con un esfuerzo mínimo por tu parte. Sin embargo, este contenido suele proporcionar una experiencia terrible para tu usuario, lo que resulta en una bajada de tu CTR, y en un peor posicionamiento entre los resultados de Google.

9. Clickbait

Quizás una de las técnicas de Black Hat SEO más molestas es el clickbait. El clickbait es la práctica de escribir títulos engañosos y llamativos que elevan las expectativas de los usuarios, pero sin que el contenido realmente aporte tanto valor.

Sin embargo, estas prácticas bajan tu Click-Through-Rate de forma significativa, lo que hará daño a tu posicionamiento a largo plazo.

10. Article Spinning

Esta técnica es muy similar a la técnica de contenido duplicado, pero esta vez hablamos de un software especial que coge el texto original y lo cambia para que no parece una copia directa del contenido. Esta es más difícil de detectar por los motores de búsqueda porque no duplica los artículos, pero también resulta en una experiencia mala para los usuarios.