Las entrevistas siempre implican nervios, añádele a eso el hecho de estar en un país extranjero y me resulta una idea aterradora. Sin embargo, saber qué hacer y qué no hacer en las entrevistas de trabajo es clave para obtener un buen resultado. Por eso, estos consejos sobre qué hacer y qué no hacer en las entrevistas de trabajo en Estados Unidos, podrá ayudarte a  afrontar cualquier entrevista de trabajo satisfactoriamente.

Qué hacer y qué no hacer en las entrevistas de trabajo de Estados Unidos

1.No llegues tarde

Para las entrevistas de Estados Unidos, llegar a tiempo significa llegar 10-15 minutos antes. La puntualidad es una virtud, y llegar tarde es un pecado. Los entrevistadores probablemente eliminarán a cualquier candidato que llegue aunque solo sea 1 o 2 minutos tarde.

2. Lleva una copia de tu CV

De hecho, lleva 2 o 3 copias por si te reúnes con varias personas. Imprímelos en papel grueso, no en papel estándar de impresora, y no deberían ocupar más de una página cada uno.

3. No des dos besos

En Estados Unidos no se dan besos o abrazos. Un apretón de manos firme, fuerte y contacto visual es la forma adecuada de saludar y de despedirse en una entrevista.

4. No trates temas políticos, religiosos o personales

Ahórrales saber que llegas tarde porque el novio de tu hermana le engañó, o que odias a Trump (todos lo odiamos, pero no hay que hablar de ello en la oficina). Si te preguntan al respecto, responde de manera diplomática, podrían estar poniéndote a prueba con preguntas incómodas.

5. Dirígete a tu entrevistador con el apelativo de Ms. y Mr.

Hasta que no te digan que puedes actuar de otra forma, dirígete a tu entrevistador de manera formal, aunque ellos se dirijan a ti utilizando tu nombre. Lo mismo ocurre con el correo electrónico. Evita Mrs. (se refiere a una mujer casada y está en desuso) o Miss (una mujer joven e informal). Utiliza Ms. para la mujer y Mr. para el hombre.

6. No preguntes por el salario

Hasta que no te hayan ofrecido el puesto o hasta que no saquen el tema, no preguntes por el salario. Puede dar la impresión equivocada de que lo único que te importa es el dinero en lugar del puesto. Aunque sea verdad, no es la manera de posicionarte ante los entrevistadores.

7. Sé amable

Aunque no es necesario, a nadie le sienta mal que alguien sea simpático, haga bromas apropiadas y elogie (no hacer la pelota) a los entrevistadores y a otros miembros del persona. Si te la estás jugando con otro candidato pero te recuerdan por ser amable o divertido, puede que acabes con el puesto. No limites tu encanto solo a los entrevistadores, al recepcionista, al portero, o a cualquier miembro del personal que te encuentres en la entrada, nunca sabrás qué opinión podría influir, así que deberías intentar ser cordial con todo aquel que te encuentres.

8. No hables mal de tu pasado

Aunque todos hemos tenido un jefe horrible o trabajado en empresas que hacían todo mal, y aunque sintamos que tenemos que dar razones, evita decir nada negativo sobre puestos y jefes anteriores. Refleja poco de ti, y muestra desconfianza. También da a entender que podrías hacer lo mismo en el futuro de la empresa en la que quieres entrar a trabajar. Si de verdad crees que tienes que decir algo negativo, hazlo en primera persona. Por ejemplo, no me amoldaba a la estructura de dirección porque trabajo más eficientemente con una comunicación clara y objetivos.

9. Documéntate

Debes conocer la historia, la visión y los objetivos de la empresa, así como los detalles de tu puesto. No vayas con las manos vacías, solo con la descripción del puesto de LinkedIn. Haz los deberes y prepárate. Sería buena idea echarle un vistazo a la sección de preguntas para entrevistas de glassdoor.com, que incluye información sobre el proceso de entrevistas de distintas empresas.

10. No te olvides de las preguntas

Lo que peor que puedes hacer es responder no a la pregunta: “¿tienes alguna pregunta?” Prepara de antemano varias preguntas interesantes sobre la empresa y el puesto que demuestren tu interés para que luego sepas responder con ideas.

11. No hagas regalos

No envíes una cesta con galletas o flores para dorarles la píldora. Esto se considera inapropiado y te hará perder el trabajo seguro.

12. Pídeles su tarjeta para que puedas seguir en contacto.

Consigue sus datos de contacto, normalmente les pido la tarjeta al final de la entrevista. Así podrás enviarles un correo electrónico el mismo día o como mucho al día siguiente. El correo debe ser corto, y debes darles las gracias por la oportunidad de la entrevista. También tienes que replantear que estás interesado en el trabajo y agradecerles su tiempo. Debe terminar con tu información de contacto en tu firma para que no tengan que buscarlo en otro lugar.

 

 

 

 

Esperamos que pongas estos consejos en práctica cuando vayas a una entrevista de trabajo, no solo en Estados Unidos, sino en cualquier otro lugar!