El pasado 1 de junio de 2015, El Celler de Can Roca fue elegido de nuevo mejor restaurante del mundo por la revista inglesa Restaurant. Sin duda, este hecho renueva el éxito de la internacionalización de la gastronomía española.

Los hermanos Roca son cocineros de renombre que ahora encabezan una lista en la que pueden incluirse muchos otros. Arzak, Berasategui, Muñoz, Dacosta, Andrés y por supuesto el más rompedor de todos, Adriá, forman un elenco de chefs que han situado la restauración española en un nivel que tiene visos de seguir creciendo en los años venideros.

Chef español José Andrés

Imagen tomada de la web del chef José Andrés
http://www.joseandres.com/

La restauración española no hace más que sumar éxitos que ayudan a situar internacionalmente la gastronomía española. Este hecho junto con cierta incertidumbre en el mercado nacional es lo que ha propiciado que muchos de estos chefs estén llevando a cabo proyectos en otros países. Las vías son diversas: con socios locales, a través de acuerdos con cadenas hoteleras, con establecimientos propios, transfiriendo su know-how mediante la elaboración de cartas, etc.

Las nuevas generaciones de chefs son quizás las que lanzan los proyectos más imaginativos, con restaurantes móviles o cocinas privadas, donde mezclan tradición y vanguardia. Sin duda, la cocina española se encuentra en plena ebullición y son además referente formativo: De elBulli, Can Roca, Mugaritz, Arzak, entre otros salen cocineros listos para dar su propio toque y “punto de sal” a platos en constante renovación. Por ello, algunos como Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de Gastronomía, pronostican queel liderazgo español se extenderá cada vez, incluso en Oriente“.

Ejemplos claros de la expansión internacional de la gastronomía española son los casos de Martín Berasategui, que tiene negocios en China, México o República Dominicana; la marca Sergi Arola, que está en Francia, Portugal, Brasil, Chile, India y Hong Kong; en Londres, Nacho Manzano y José Pizarro defienden la cultura de la tapa con gran aplomo. Y así, podemos enumerar con un largo etcétera a diferentes cocineros que mantienen con éxito la marca España a partir de sus fogones. Un caso de especial interés es el de José Andrés.

Este asturiano de Mieres, que cuenta ya con nacionalidad estadounidense, ha sido un pionero en esto de internacionalizar la cocina española y ha sido denominado como el rey de los gastroempresarios. Con 21 años se mudó a Estados Unidos donde trabajó en varios restaurantes. Ahora supervisa varios restaurantes de gran prestigio y éxito en Washington, que tienen en común las especialidades latinas en general y españolas en particular a través de la empresa ThinkFoodGroup. Su trayectoria profesional le ha valido numerosos premios y reconocimientos entre los que destaca el II Premio ICEX Exportando España por su contribución a la internacionalización de la gastronomía española. Premio que en la última edición recibieron los hermanos Roca.

Congreso gastronómico Madrid FusiónPrecisamente, existen diferentes iniciativas que pretenden seguir impulsando el éxito de la cocina española a nivel mundial. Madrid Fusión, el congreso de Gastronomía por excelencia en España, es por ejemplo, un punto de encuentro en el que no pueden faltar ni los cocineros más relevantes y ni las nuevas estrellas del sector. En la última edición, bajo el lema de Cocinas viajeras, chefs de más de 10 países mostraron las técnicas y platos más novedosos, apostando por la multiculturalidad y la fusión de cocinas del mundo. Además, Madrid Fusión junto al Instituto de Comercio Exterior (Icex) premian a chefs españoles con negocios internacionales con el fin de impulsar cocineros embajadores de la marca España.

También resulta destacable la creación del Basque Culinary Center, la primera Facultad de Gastronomía de España y la única en el mundo que integra un centro de I+D para la investigación en el ámbito gastronómico, y que lanzó en 2013 el World Tour-Culinary Connection: una gira mundial en la que trece chefs españoles recorrerán diferentes países para conectar con chefs de otros países. Con todo, los gastroemprendedores tienen ahora más que nunca oportunidades para abrir establecimientos en el exterior, pues además de contar con el respaldo de la reputación de la marca España cuentan incluso con productos financieros creados a medida, como la línea Finchef, que ayuda a impulsar la puesta en marcha de estos negocios en el mercado internacional.
Todos estos factores hacen que la cocina española esté de moda y así lo demuestran las audiencias de programas como Masterchef o Top Chef, o el auge de escuelas de cocina en todo el territorio nacional. Sin duda, el éxito de nuestros chefs ha fomentado la competitividad en el sector de la gastronomía que representa un 7,4% del PIB español y ha apoyado el crecimiento de otros sectores, como el de la producción de productos ecológicos que fomentan la gastronomía responsable y la preservación de especies autóctonas.