Las entrevistas de trabajo nunca son fáciles. Sobre todo si es la primera que realizas. En una entrevista de trabajo debes saber venderte bien a ti mismo y tus habilidades para convencer al entrevistador de que eres el mejor para obtener ese puesto de trabajo. Si le dedicas un poco de tiempo previamente y te preparas bien, todo te resultará más fácil y llevadero. A continuación ofrecemos 10 consejos para una entrevista de trabajo, que según profesionales de recursos humanos, pueden ayudar a los candidatos a superarla con éxito.

10 consejos para una entrevista de trabajo

1. Investiga primero

Entre los primeros consejos para una entrevista de trabajo  y lograr el puesto está el investigar un poco sobre la empresa antes de la cita. Para ello puedes indagar un poco en su página web, en su perfil de LinkedIn, o simplemente en Google. Investiga sobre su equipo, los departamentos y puestos de trabajo que se desempeñan en dicha empresa, sobre su modelo de negocio, su cultura y también sobre el sector al que se dedica en general. Si te cuesta encontrar alguna información que consideras importante, no dudes en llamar a la empresa y averiguarlo. Esto además mostrará un gran interés de tu parte.

2. Llega con tiempo

Intenta siempre llegar antes de tiempo, o al menos a tiempo. No llegues demasiado pronto, ¡pero tampoco tarde!. Si llegas demasiado temprano, espera fuera hasta que falten unos 5 minutos para la entrevista.

Antes del día de la entrevista, averigua cuánto tiempo se tarda en llegar al lugar, si debes ir en transporte público, la ruta más rápida, etc. Si haces esto evitarás llegar tarde porque podrás planear tu salida con antelación. Ten en cuenta siempre que las entrevistas son algo estresante y normalmente nos provocan nervios, así que si encima vas con prisas, vas a llegar más estresado y nervioso de lo que ya ibas.

Una de las ventajas de llegar un poco antes de la hora citada para la entrevista, tendrás oportunidad de poder pasar por el baño para asegurar que tu vestimenta, tu maquillaje o tu pelo están adecuadamente. Además tendrás un poco de tiempo para tomar aire, tranquilizarte y calmar los nervios , que quizá te haga falta.

Si por cualquier circunstancia vas a llegar tarde, llama a la empresa o al entrevistador directamente (no mandes un email). Si vas a cancelar la entrevista con antelación (unas 24 horas antes) entonces sí que puedes hacerlo por email.

3. Qué llevar puesto

Vístete adecuadamente, como suelen decir: la primera impresión es la que cuenta. Una chaqueta formal siempre ayuda. Evita los vaqueros, las chanclas o los tatuajes o piercings visibles. Cuida el aspecto de tu manicura también. Intenta llevar ropa con la que te sientas cómodo y que sientas que te queda bien (esto ayudará a tu confianza). Asegúrate además de que tu ropa está limpia y bien planchada, esto causará una buena impresión. En cuanto a colores, evita ir demasiado llamativo (negro o azul marino son siempre una buena opción).

4. Cosas que puedes necesitar

Trata de llevar siempre a la entrevista una o varias copias de tu currículum impreso en papel. Lleva siempre contigo tu documento de identificación (DNI o pasaporte). Puedes llevar también algunos certificados académicos o cartas de recomendación de la universidad u otras empresas que puedas mostrar al entrevistador. Además de los mencionados documentos, lleva siempre una botella de agua, un bolígrafo y algo donde escribir, por si en algún caso lo necesitas.

5. Apaga todos tus dispositivos

Asegúrate de que tu móvil, tablet, o cualquier otro aparato electrónico (si es que los llevas), están desconectados. Asegúrate también previamente de desactivar cualquier alarma que pudieses tener. Que suene tu móvil mientras el entrevistador está hablando podría ser de muy mala educación y resultaría un momento bastante incómodo para ambos.

6. Cuida tu lenguaje

Utiliza siempre un lenguaje cordial y educado cuando envíes emails o cuando te comuniques con el entrevistador. Una buena forma de hacerlo es prepararte yendo a la web o al perfil de LinkedIn de la empresa y ver qué vocabulario o qué palabras claves o frases utilizan. Anótalas e intenta añadirlas si lo encuentras oportuno durante alguna de las respuestas de la entrevista.

Ten en cuenta además que el lenguaje corporal también cuenta y dice mucho de ti y de tu personalidad. Presta atención al entrevistador. Si estás nervioso, no se lo hagas ver. Intenta mantener una postura erguida, sonría con frecuencia, presta atención a lo que dicen, haz contacto visual y asiente con la cabeza. Estas son formas de lenguaje corporal que muestran que estás atento. Cosas que no debes hacer son por ejemplo: distraer la vista, tocarte el pelo o el bolígrafo, dar golpes con los pies o con las manos, temblar las piernas, etc.

7. Demuestra lo que sabes

Durante la entrevista de trabajo debes demostrar tu interés y tu pasión por el trabajo, en especial por ese puesto en concreto. Pero sobre todo debes saber demostrar tus conocimientos. Piensa en qué cualidades o habilidades de las que has adquirido a lo largo de tu carrera te hacen apto para ese puesto. Demuestra que realmente ese es el trabajo que estás buscando y que encaja perfectamente con tu perfil. convence al entrevistador de que tu preparación te hace el candidato idóneo, y que si te contratan, vas a darlo todo por la empresa.

Por otro lado, cuando te llaman para una entrevista de trabajo en persona, suele ser porque ya has pasado una primera criba con la selección de tu Currículum. Sin embargo, normalmente te van a volver a hacer preguntas sobre éste, por lo que debes que ir preparado para contestar a todo tipo de preguntas, incluso algunas que tienen su respuesta en el CV (normalmente para corroborar que no mientes).

Preparar esta parte de la entrevista es muy fácil, basta con repasar punto por punto tu CV pensando en cómo podrías extender la información que ofreces y encajarla con las aptitudes que se requieren en el puesto solicitado. Además aquí es una buena oportunidad para añadir datos o detalles que no cabe incluir en el CV por su extensión o formato, u otros datos relacionados con tu CV que puedan despertar el interés del entrevistador. Recuerda: ¡no tengas miedo en demostrar lo que vales!

8. Practica tus respuestas

Lo primero que debes hacer es relajarte, estar concentrado y tener confianza en ti mismo. Además, si puedes, prepara algunas respuestas antes de ir a la entrevista. Puedes buscar algunas respuestas a preguntas típicas que los profesionales de recursos humanos realizan en casi todas las entrevistas de trabajo y elaborar tus propias respuestas. Por otro lado intenta escribir en un papel todas tus habilidades y tus conocimientos, y trata de pensar en la forma en que puedes destacar estos dentro de las respuestas que des.

Otro consejo es que hagas una lista sobre los requisitos para conseguir el puesto (suelen aparecer en la oferta de trabajo que previamente has aplicado) y trata de relacionarlos con tu experiencia profesional (si la tienes) o con las habilidades y conocimientos que has adquirido durante tus estudios.

Por último, si lo necesitas, lleva preparada una lista con preguntas que quieras preguntarle al entrevistador sobre cualquier duda que tengas.

9. Cómo saludar

Los saludos en una entrevista de trabajo puede ser algo incómodo en ocasiones. El tipo de saludo depende obviamente del país donde te encuentres o de tu nacionalidad o la del entrevistador, ya que en cada país se saluda de distinta manera. En este caso vamos a hablar sobre la forma de saludar cordialmente en España, y que se puede aplicar en algunos países europeos también.

Primer consejo: cuando entres en el lugar de la entrevista, camina hacia el entrevistador con confianza y no demasiado lanzado.

La forma más profesional de saludar al entrevistador es con un apretón firme de manos (no demasiado brusco) durante unos dos o tres segundos. Cuando estés haciendo esto, preséntate, diciendo: ”Hola, me llamo X, un placer/encantado”. Si el entrevistador a continuación te indica su nombre, puedes repetir: ”un placer conocerle, Señor/a X”.

Otro consejo: no tomes asiento hasta que el entrevistador no lo haga o te indique hacerlo.

 

1o. Qué hacer después 

Entre los últimos consejos para una entrevista de trabajo está el hecho de intentar mantener el contacto con la empresa. Envía un email de agradecimiento después de la entrevista demostrando de nuevo tu interés en el puesto. Esto te puede servir también para incluir algún detalle que se te haya olvidado mencionar durante la entrevista. Intenta no enviar este email más de 1 día después de la entrevista.

Si quieres saber más sobre consejos relacionados con Trabajos y Carreras, no dudes en consultar nuestro blog y nuestro canal de Youtube!