Dada la competitiva situación laboral en la que nos encontramos, la web está llena de consejos sobre cómo hacer un buen currículum. En este post nos centraremos en destacar algunos aspectos recomendados por los expertos que marcan la diferencia en el proceso de selección de personal. Partamos de la siguiente reflexión: más importante que acertar en todo, en el currículum es importante no cometer ningún error grave que descarte tu candidatura.

Cómo hacer un buen currículum, ¿qué debes saber?

  1. Debes darle mucha importancia a construir tu CV en función del puesto al que aspiras, adaptando la información para reflejar lo que la empresa está buscando. La mejor manera de llevarlo a cabo es investigando sobre la compañía y visitando su web para averiguar los objetivos o los valores que promueve. La clave es plasmar la filosofía de la empresa y del puesto.
  2. Uno de los consejos que más está en boga sobre cómo hacer un buen currículum es incluir un resumen ejecutivo tras los datos personales que describa en un párrafo tus cualidades y capacidades y convenza al empleador de por qué eres la mejor persona para ocupar cierta posición, tu área de experiencia, objetivos de carrera y qué puedes contribuir en la empresa.
  3. Destaca tus cualidades pero nunca mientas, ya que, con toda seguridad, tu CV será utilizado para estructurar la entrevista si eres uno de los candidatos seleccionados. No incluyas información falsa porque puede traerte problemas más adelante en el proceso. Utiliza tu currículum para resaltar tus habilidades y tus puntos fuertes.
  4. Cuida la presentación. Otra clave sobre cómo hacer un buen currículum es utilizar un formato que sea agradable a la vista. Usa espacios en blanco para dirigir la mirada del reclutador hacia puntos específicos. Intenta no distraer al empleador con demasiada información. ¡Evita las faltas ortográficas o las erratas! Léelo varias veces y pídele a alguien que lo revise de enviarlo.

Algunos consejos más…

Si estás buscando prácticas y te preocupa no tener demasiada experiencia profesional, piensa que la persona que lea tu currículum sabe muy bien que acabas de finalizar tu carrera, por lo que no espera una larga trayectoria. ¿Cómo hacer un buen currículum en esten sentido? Basta con incluir las prácticas que hayas realizado durante tus estudios o las actividades de voluntariado que hayas podido desarrollar. No lo infles con información que no aporte valor a tu solicitud.

En caso de que tu experiencia sea dilatada, lo ideal es distribuirla de la siguiente manera:

  1. Logros cualitativos. Los logros cualitativos son aquellos que especifican los resultados conseguidos al desempeñar las funciones inherentes al puesto. Echando mano de un ejemplo de Internet, un logro cualitativo sería el siguiente: “Gestión del proyecto de certificación con las siguientes características […]. Este proyecto supuso un caso interno de éxito por la complejidad y por su consecución en tiempo récord. Junto al equipo conseguimos que la empresa tuviera como clientes a las principales empresas del país”.
  2.  Logros cuantitativos. Los logros cuantitativos son aquellos que describen los resultados por medio de datos concretos y cifras: “Apertura de XX franquicias en España. En X año/s la empresa facturó más de XX millones de € con un beneficio aproximado del XX%”. En estos casos,  lo más recomendable es especificar la cantidad de empleados a los que se ha supervisado, el número de clientes con los que se ha trabajado y volúmenes totales de inversión o facturación anual.

 

Si ya estás listo, te recomendamos que revises nuestros boletines de empleo en el blog, nuestras MaDI Talks sobre Job&Careers, así como nuestros vídeos sobre empleo en el canal de Youtube.

¡MUCHA SUERTE!