¿Necesitas una mano extra cuando tienes prisa? ¿Estás cansado de tomar notas como recordatorios? ¿Sientes que necesitas un asistente personal considerado y bien informado? Si es así, probablemente quieras tener una Alexa, Siri o Cortana para poner solución a estos problemas. ¿No sabes quiénes son? Normal. La respuesta es que son apodos para sistemas de altavoces inteligentes, que también se conocen como altavoces activados por voz o altavoces controlados por voz.

La inteligencia artificial está cambiando la vida humana en muchos aspectos. Entre estos, los altavoces inteligentes serían uno de los inventos más increíbles para la vida diaria. Dos gigantes digitales de GAFA crearon estos productos líderes en este campo, Amazon Echo de Amazon y Google Home de Google. Apple HomePod, Microsoft Cortaya y Lenovo Smart Display se han unido a la competencia. Lo que estos productos hacen es permitir el reconocimiento y la interacción por voz con asistencia digital y orientada a la vida.

 

1. Adquisición eficiente de información

 

Una de las razones que impulsan la popularidad de estos altavoces inteligentes es el cambio de hábitos de la población, ya que tiende a lo fácil y rápido. Por ejemplo, cada vez que necesitamos algo de información, utilizamos Internet o “Google it”, en lugar de buscarlo en libros físicos. Con el crecimiento de la tecnología, nos acostumbramos a Siri y, ahora, algunos de nosotros usamos con frecuencia asistentes de voz como Google Home o Alexa. Cada vez son más las personas que prefieren obtener información de productos de inteligencia artificial simplemente usando su voz. A medida que las tecnologías continúan creciendo, aumenta el número de usuarios que la utilizan. Esto se debe a que los altavoces activados por voz pueden proporcionar servicios de información personalizados para mejorar la eficiencia de la adquisición de la información del usuario.

 

2. Características funcionales

 

Los altavoces inteligentes han sido habilitados con un sistema inteligente artificial y con muchos servicios de terceros. Pueden reconocer las voces de uno o varios usuarios y ayudarles a lidiar con la multitarea fácilmente. Es más que común reproducir música, leer recetas, pedir comida, programar recordatorios, reservar taxis, encontrar una ruta, verificar el clima o el tráfico con estos altavoces inteligentes en casa. Además, puedes realizar llamadas, comprar, conectarse a otros dispositivos electrónicos inteligentes y controlar dispositivos domésticos inteligentes sin tocar una pantalla o botón. Estos aparatos hacen mucho más fácil nuestra rutina al acostumbrarnos y adaptarnos a la nueva tecnología.

Cada marca se ha centrado en desarrollar diferentes versiones y generaciones de estos altavoces para adaptarse así a diferentes escenas. De momento, no tengo ningún altavoz inteligente en casa, pero me parece que Alexa es mucho mejor para usarla en casa ya que cuenta con funciones más amigables, mientras que Google Home es mejor para la oficina. Las diferentes pruebas que se les han realizado puede ayudar a saber más sobre estos altavoces inteligentes controlados por voz y cuáles son los que mejor se adaptan a ti.

 

3. Mejorando el Índice de Felicidad

 

Además de aportarnos una nueva comodidad jamás vista antes, los altavoces inteligentes ayudan a mejorar el índice de felicidad de las personas, ya que tienen la posibilidad de acompañar a quien se sienta solo, aunque sea momentáneamente, ya que, según Google, simulan una conversación con otra persona y al no tener emociones, no juzgan. Por ello, las personas con síntomas de ansiedad, podrían sentirse más seguras y cómodas al hablar con estas máquinas. Además, esto explicaría el alto porcentaje (68%) de usuarios que hablan con estos altavoces para divertirse a lo largo de una semana.

 

Desafíos y conclusiones

 

A pesar del rápido crecimiento y desarrollo de estos altavoces, hay factores negativos que afectan su popularidad, como por ejemplo, que no están tan avanzados como para competir con los teléfonos o la preocupación por parte de los usuarios a perder su privacidad.

Perder la privacidad es algo que hacemos diariamente al utilizar nuestros ordenadores y teléfonos móviles. Usar bloqueadores de anuncios o eliminar cookies pueden ayudarnos, pero la gran mayoría no se preocupa por esto ni le presta atención. A parte, sólo los expertos pueden asegurarse de los resultados del uso que le damos a estos aparatos. Todas las herramientas como Google Chrome, Facebook, Youtube, Windows, etc. que utilizamos a diario roban nuestra privacidad al conectarnos a Internet. Se han llegado a realizar pequeñas pruebas para saber si Google puede escucharnos incluso cuando no se está conectado a Internet para así mostrarnos anuncios personalizados.

Enfrentarnos a las nuevas tecnologías también incluye cuestionarnos si estamos dispuestos a cambiar nuestra privacidad por tener alguno de estos aparatos inteligentes. Un profesor de este máster planteó debates sobre los nuevos servicios de Amazon, que estarían relacionados con el uso de datos privados y preferencias de los clientes.

 

Por último, depende de nosotros sopesar los pros y contras de acoger estos aparatos en nuestra vida cotidiana. Sin embargo, lo que primero deberíamos plantearnos son ciertas preguntas: ¿nos apetece? ¿Es más importante la comodidad o la privacidad? ¿Es importante comprar teniendo en cuenta el precio? ¿Hablan nuestro idioma? ¿Los servicios de terceros funcionan bien en nuestra zona?

 

¡No dude en dejarnos un comentario y compartir su experiencia con todos nosotros!