¿Sabes cómo crear tu marca personal en LinkedIn? Si lo haces bien, puedes conseguir que sean las empresas las que llamen a tu puerta con ofertas de trabajo!

Para la nueva generación de millennials, motivados por la innovación y la tecnología, las redes sociales son un concepto de inmensas proporciones. Es tan poderoso que cada 60 segundos, se publican en Facebook 3.3 millones de posts, 65,972 fotos en Instagram, 500 horas de vídeo se suben a YouTube, y 448,800 tweets se publican por todo el mundo!

Sin embargo, con la popularidad de las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram, existe una red social que parece ser subestimada por los millennials cuando hablamos en inversión de tiempo. A pesar de su crecimiento continuo, LinkedIn, la red social orientada a conectar profesionales globalmente, todavía no está recibiendo la atención que debería.

Pero, a pesar de que no cuenta con tanta actividad social en comparación con otras plataformas, crear tu marca personal en LinkedIn es lo más eficaz en redes sociales. En este artículo, te enseño cómo optimizar tu  perfil para mejorar tu posicionamiento como profesional, y cómo hacer que las empresas sean las que vengan a buscarte

Crear tu marca personal en LinkedIn

Paso 1: Tu identidad visual

La foto

El primer paso para la creación de un perfil profesional en LinkedIn es la foto. Según LinkedIn, un perfil con foto recibe 14 veces más visitas que un perfil sin foto. Pero antes de subirla, es importante tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Contratar a un fotógrafo profesional sigue siendo la forma más óptima para sacar lo mejor de la foto;
  • Tu rostro tiene que ocupar al menos el 60% del cuadro;
  • Evita las expresiones faciales no naturales – la sonrisa transmite empatía y confianza, pero evita que parezca forzada.

Mientras que esta red social no te exige necesariamente una foto profesional, siempre es mejor tener una antes que un selfie o una hecha en el sofá de casa. Saber transmitir confianza y experiencia es un paso enorme para crear tu marca personal en LinkedIn.

Encabezamiento

La foto de encabezamiento es opcional, pero es una forma muy eficaz a la hora de personalizar tu perfil y crear tu propia marca.

Paso 2: Puesto de trabajo y resumen

Puesto de trabajo

La parte superior de tu perfil es probablemente la más importante – es lo primero que se ve cuando alguien accede a tu perfil, y le ayuda a decidir en cuestión de segundos si sigue interesado en ver el resto. En mi caso, he indicado que soy Asistente de Marketing en el sector FinTech con enfoque en las startups, y que actualmente estoy cursando un MBA.

Normalmente, la gente decide poner únicamente su posición y empresa, pero si te has especializado en un sector o segmento específico, recomiendo posicionarlo directamente en esta línea de presentación para indicar a los reclutadores que tienes las cualidades necesarias para este puesto. Por ejemplo, quizás hayas tenido varios puestos de trabajo en empresas enfocadas a B2B, o varios años de experiencia en el sector inmobiliario – cuánto más especializado estás en un nicho, mejor, porque significa que has desarrollado habilidades únicas para un segmento en concreto, lo que te hace más valioso en este area profesional concreta.

Por supuesto, eres tú quien decide qué información poner. No obstante, asegúrate que indicas la información más relevante que te caracteriza como profesional en un ámbito concreto.

Resumen

Los resúmenes son extremadamente importantes para crear tu marca personal en LinkedIn y posicionarte como un buen profesional. Este apartado te da la posibilidad de destacar lo más valioso de tu experiencia. Aquí puedes demostrar que eres el candidato adecuado para futuros puestos de trabajo en tu ámbito.

Cuando escribes tu resumen, considera lo siguiente:

  • Selecciona las palabras claves más adecuadas para tu puesto de trabajo – los resúmenes son una fuente excelente de palabras claves que te ayudan a ser descubierto por los motores de búsqueda. Si no estás seguro de cómo seleccionarlas, revisa las ofertas de trabajo relevantes de tu profesión, y apúntate los términos que aparecen con mayor frecuencia.
  • No te enfoques únicamente en las habilidades técnicas – las empresas no solo buscan personas con habilidades técnicas adecuadas para un puesto de trabajo, sino que también quieren ver si encajas a nivel cultural con el equipo y los valores de la empresa. No olvides mencionar habilidades como tu capacidad de trabajar en equipo, tu inteligencia emocional, tus capacidades comunicativas, e indica siempre el puesto o la empresa dónde las obtuviste.
  • Optimiza la apariencia de tu resumen – si la gente está mirando tu perfil desde un ordenador, dispones de 220 caracteres para convencerle a hacer click en Ver más. Si te están buscando desde un dispositivo móvil, tienes 93 caracteres para hacerlo. Por eso, asegúrate que tus primeras frases llamen la atención, e inviten a la gente a seguir leyendo el resto de tu resumen.

Paso 3: Experiencia y Educación

Experiencia

Un error enorme que la gente suele cometer a la hora de publicar su experiencia es poner únicamente el puesto de trabajo, la empresa y el tiempo del proyecto, dejando que el reclutador o la persona que esté viendo el perfil descubra por su cuenta qué funciones se desempeñaron exactamente allí. Un director de Marketing en una empresa puede tener funciones extremadamente diferentes que un director de Marketing en otra empresa, así que asegúrate que has definido bien tus funciones para cada puesto de trabajo.

Cuando estés agregando tu experiencia, te recomiendo lo siguiente:

  • Coloca una frase detallada que resuma las principales funciones de la empresa y su objetivo de negocio, tanto como el sector en el que está operando. Esto permite a los reclutadores a tener una visión global de la empresa sin tener que buscarlo por su cuenta. Esta frase es especialmente importante para demostrar que has especializado tus capacidades en un segmento específico.
  • Haz una lista con todas tus funciones principales en el puesto. Haz que tu experiencia sea fácil y rápida de leer y visualizar, evitando los parágrafos largos que nadie va a tener la paciencia y el tiempo de leer.
  • Enfocate en tus habilidades técnicas y selecciona las palabras claves más adecuadas para referirte a ellas. Muchas veces los reclutadores utilizan un software especial para escanear tu perfil, utilizando la búsqueda de palabras claves concretas, así que tomate tu tiempo para investigarlas y optimizarlas.
  • Si has cambiado muchas veces de puesto de trabajo, normalmente es una señal negativa para los reclutadores, así que evita agregar toda la experiencia que se te ocurra. Selecciona lo más relevante para el ámbito dónde quieres desarrollarte, y lo que te aportó la experiencia más valiosa.

Educación

A la hora de agregar la educación en tu perfil de LinkedIn, recomiendo que resumas el Grado en una frase antes de seguir con el resto. Quizás no sea necesario describirlo con tanto detalle y poner todos los cursos que has hecho y cómo los he hecho yo en mi perfil, pero sí es muy valioso mencionar los que son más relevantes para tu ámbito. Además, si has realizado actividades extracurriculares, tienes logros específicos, o has escrito un Trabajo de Fin de Grado interesante y relacionado con tu carrera profesional, ponlos en tu perfil, y esto te dará mucho valor añadido. ¿Has obtenido una beca Erasmus? Este es el lugar idóneo para destacarlo!

Información Adicional

Experiencia como voluntario – a las empresas les encanta ver el lado humano de cada profesional. Si has participado como voluntario para alguna causa o en alguna organización sin ánimo de lucro, no dudes en agregarlo como experiencia pues esto le dará mucho valor a la hora de crear tu marca personal en LinkedIn.

Habilidades y aprobaciones– no escribas todas las habilidades que te vengan en la cabeza. Selecciona como máximo 15 con las que quieres que te asocien, y enfócate en ellas. Si quieres recibir más aprobaciones de otras personas, empieza por darlas tú también, y la gente normalmente te devolverá el favor.

Recomendaciones – las recomendaciones son extremadamente valiosas para los reclutadores, especialmente si vienen de gente que ha trabajado contigo. LinkedIn te da la opción “Recomendar” para que la puedas colocar directamente en tu perfil.

Logros – certificaciones, idiomas, cursos, premios, proyectos…creo que no hace falta decir el valor que esto aporta a tu marca personal en LinkedIn. Hoy en día, hay muchos cursos gratuitos que te permiten obtener certificaciones, así que no dejes de desarrollarte como profesional.

El mejor momento para empezar a crear tu marca personal en LinkedIn como profesional de tu ámbito es ahora. Cuida de tu perfil en LinkedIn, crea conexiones valiosas, y dedica un tiempo a participar en conversaciones con ellos para que se queden con tu presencia. No utilices LinkedIn únicamente cuando quieras buscar trabajo – es una herramienta poderosa para construir tu propia comunidad y hacer una inversión a largo plazo para tu futuro.

Fuente: LinkedIn