El protocolo en Japón es uno de los más complejos e importantes de entender. Japón no es sólo diferente de las culturas occidentales, sino que también está formado por un conjunto de reglas y costumbres que podrían trastornar en cierta manera las negociaciones o alianzas si la parte extranjera no está al tanto de ellas. Si bien puedes encontrar libros enteros de protocolo donde se indican las costumbres adecuadas en negocios, en este artículo me centraré en las principales reglas culturales.

Reglas del protocolo en Japón

Quítate los zapatos antes de entrar en casa de alguien. Llevar zapatos en casa es de mala educación y se cree que trae mala suerte.

Lleva un regalo. Si vas a ver nuevos clientes, socios o alguien por primera vez en Japón, o bien si visitas a alguien por segunda o tercera vez, asegúrate de que llevas un buen regalo. Comida o productos locales de tu país son siempre una buena opción. Lleva también un regalo cuando te inviten a cenar a casa de alguien.

No te suenes la nariz en público o en la oficina. Es de muy mala educación. En su lugar, discúlpate y ve al baño a hacerlo.

Evita el número 4. Es el número de la mala suerte en la mayoría de culturas asiáticas. Algunos edificios no tienen indicado el cuarto piso. Los regalos o productos tampoco se dan o se agrupan de cuatro en cuatro.

No confundas los países asiáticos. Hay una larga historia tensa, lucha y aversión entre los diferentes países asiáticos y confundir China con Japón o Corea con Japón sería muy ofensivo.

Reverencia  para saludar. Si bien hay normas muy complejas en cuanto a este gesto, se espera que los extranjeros las conozcan todas. Simplemente debes saber que debes inclinarte cuando ves a alguien, cuando dices adiós y para indicar agradecimiento. Si en su lugar te dan la mano, la das. Pero una simple reverencia en respuesta a otra indicará respeto.

Palillos. Una vez domines los palillos (si todavía no lo sabe, mira ese post de Huffington), recuerda que no debes dejarlos encima del bol de arroz (a no ser que quieras que cuando tengas un niño tenga hoyuelos, como diría mi abuela japonesa), ni jugar con ellos, frotarlos o hacer formas o gestos con ellos.

Beber. No rellenes tu vaso. La costumbre es rellenar los vasos de los demás y esperar a que alguien rellene el tuyo.

Sorber. Si estás en un restaurante de noodles, quizás te sorprenda ver cómo la gente sorbe despacito el caldo. Es una manera de decirle al chef que los noodles están deliciosos.

¡Disfruta del rico, dinámico y civilizado protocolo en Japón! Es una cultura impresionante con mucho que compartir.