Las tapas españolas son todo un referente en la cultura española. Miles de extranjeros visitan cada año España para de disfrutar los sabores de nuestra gastronomía típica. Son muchos los chefs españoles conocidos a nivel internacional, y la dieta mediterránea es considerada una de las más saludables del mundo. Esta es una de las principales razones por la que los restaurantes españoles abren sus puertas en el extranjero con gran éxito cada año. Por este motivo, cualquier empresario podría considerar entrar en este rentable negocio. Sin embargo, antes de hacer cualquier inversión recomendamos analizar cuidadosamente la industria de la restauración la cual se caracteriza por ser bastante competitiva y sensible a los cambios en la demanda de los clientes.

Dado que queremos maximizar el beneficio de cualquier posible inversor, vamos a centrarnos en el mercado de los EE.UU. ya que posee una de las mayores RPC y una población con un alto poder adquisitivo y por lo tanto más seguridad y sostenibilidad para iniciar un nuevo negocio. Además, la población hispana en Estados Unidos ya supera los 14,99 millones, haciendo que cualquier negocio relacionado con la comida española sea más rentable debido a la proximidad cultural en términos de sabores e ingredientes.

Con el fin de elaborar recomendaciones, debemos primero entender la competencia y la rentabilidad de la industria de la restauración en los EE.UU. A continuación analizaremos las cinco principales amenazas que afectan a la industria de la restauración aplicando el marco de Porter.

Análisis de la industria de la restauración en EE.UU

  • La amenaza de los proveedores

Dado que el mercado relacionado con los proveedores es tan grande y generalizado, siempre hay otro proveedor cercano que puede ofrecer sus productos a un mejor precio. Los restaurantes en este mercado puede encontrar bastantes alternativas y por lo tanto la amenaza de los proveedores es bastante baja.

La desventaja para una pequeña empresa es que sus competidores a gran escala (como las grandes cadenas) tienen más poder de negociar los precios, mientras que las pequeñas empresas no. A pesar de ello, la cantidad de proveedores es abundante y muy cercana, lo que da a las pequeñas empresas la libertad de elegir y de negociar.

  • La amenaza de los consumidores

Los estadounidenses son los mayores consumidores de alimentos en restaurantes especialmente condicionados por su estilo de vida centrado en sus puestos de trabajo y en general cuentan con poder adquisitivo de medio a alto. Sin embargo, el paladar americano está cambiando, a través de las redes sociales y la cobertura televisiva que aumentan la conciencia de los consumidores. Al rededor del 52 % de los millennials son más propensos a visitar un restaurante que ofrece sabores nuevos o innovadores, según el informe de tendencias de consumo de sabor más reciente de Technomic.

En general, los platos españoles y la comida mediterránea son el tipo de comidas que los estadounidenses buscan ya que ofrecen una variedad saludable y sabores innovadores. Según el informe de las 30 marcas emergentes de Fishbowl, la comida mediterránea se considera la segunda opción para los consumidores en EE.UU. En otras palabras, un restaurante español será muy atractivo para los consumidores, siendo la amenaza de los compradores muy baja.

  • La amenaza de nuevas empresas

La amenaza de nuevas compañías entrando en el mercado aparece cuando los costes de entrada y salida en una industria son bajos y la tecnología necesaria para iniciar y mantener el negocio es comúnmente disponible. Según Forbes, la inversión inicial necesaria para establecer un nuevo restaurante va de $100.000 a $300.000. Sin embargo, la renovación de un restaurante existente con un concepto similar, o entrar en la industria a través de una franquicia o el alquiler de locales y equipos cuestan mucho menos.

La industria de la restauración está altamente regulada por varias autoridades estatales y locales de salud, pero obtener las licencias necesarias son simplemente procedimientos administrativos y el coste de abrir un restaurante en los Estados Unidos oscila entre $5,000 y $ ,000 según la revista Inc. 5000. Como conclusión, esta amenaza puede considerarse muy alta, principalmente porque los costos de entrada son bajos.

  • La amenaza de los sustitutos

La alta disponibilidad de opciones sustitutivas contribuyen a la importancia de esta fuerza que no puede ser ignorada. Los consumidores pueden alejarse fácilmente de los restaurantes españoles hacia sustitutos porque es fácil hacerlo, basándose en los bajos costes de cambio y en la alta disponibilidad de opciones (otros restaurantes o comer en casa). En este sentido, la alta diferenciación es un factor importante y el concepto de tapas que permiten a los clientes probar diferentes platos durante la misma visita podría convertirse en un factor de diferenciación y por lo tanto una ventaja competitiva. Además, y de acuerdo con el informe ZAGAT para 2016, el promedio nacional de gasto por persona fue de $36,30, manteniendo así los precios cercanos al promedio disminuirá el riesgo de perder clientes.

Los restaurantes pueden mitigar esta amenaza actualizándose sobre las últimas tendencias en cuestión de alimentos, gustos y preferencias entre sus clientes. Además la cultura estadounidense se está convirtiendo cada vez más demandante de los últimos avances tecnológicos por lo tanto, la adquisición de aplicaciones tecnológicas, como los sistemas de reserva online o pagar la factura a través de aplicaciones móviles es una ventaja competitiva.

  • Competencia entre las empresas existentes

El siguiente gráfico ilustra como la industria de la restauración en EE.UU está en crecimiento, alentando a nuevos inversores en este mercado. Dado que la esta industria no tiene economía de escala, posee bajos requerimientos iniciales de inversión de capital, bajo costes de cambio de los consumidores, fácil acceso a los canales de distribución y bajos costes de salida, muchos competidores ya existen en el mercado.

Por esta razón, ya hay muchos restaurantes españoles bien establecidos en EE.UU, lo que también podría ser positivo ya que los consumidores ya han estado expuestos a este tipo de alimentos y podrían haber desarrollado un gusto por ello.

El análisis a través del marco de las Cinco Fuerzas de Porter indica que existen varias amenazas en esta industria y que el potencial para la rentabilidad de la industria podría ser bajo. La alta amenaza de nuevas entradas, la rivalidad entre las firmas existentes y la amenaza de sustitutos, son fuerzas que cada una por sí sola podría extraer ganancias de la industria. Al mismo tiempo, el poder de los proveedores y de los compradores es bajo, las ventas del mercado en la industria están creciendo, el poder adquisitivo de los consumidores estadounidenses es alto, la cocina española basada en tapas es cada vez más popular y los consumidores exigen alimentos más saludables. Por lo tanto una buena estrategia empresarial contando con un producto diferenciado, precios competitivos, adaptaciones tecnológicas y una buena estrategia de marketing, siempre tiene posibilidades de llevarse parte del pastel.