No es raro oír que la robótica formará parte de nuestras vidas a diario a través de la domótica o en nuestro puesto de trabajo con robots industriales, pero ¿cómo de cerca estamos de esta realidad?. En este post hacemos un análisis de la industria robótica para revisar su situación actual.

Según afirmó la IFR (Federación nacional de Robótica) en una rueda de prensa, la colaboración humano-robot experimentará un gran avance entre 2016 y 2019. Según la Federación, la demanda de servicios de robots para uso profesional disminuyó un 25%en 2015. Las ventas se dispararon hasta alcanzar un nivel de récord de 4,6 mil millones de dólares y entre 2016 y 2019 se espera que las ventas crezcan hasta alcanzar un valor acumulado de 23 mil millones de dólares.

La industria Automovilística y la Eléctrica son los principales usuarios de esta tecnología debido a la adaptabilidad de los robots. Lejos de ser una amenaza para los empleados, el número de estos ha aumentado paralelamente al crecimiento de la automatización robótica.

Análisis de la industria robótica: ¿quiénes son los competidores de este mercado?

Como podemos ver en el gráfico circular más abajo, los competidores líderes en el mercado son Fanuc, líder de ventas con un 27,8%, Yaswala con un 20,8% y ABB con un 17,4%.

análisis-industria-robótica

En China, la mayoría de los líderes de mercado son empresas extranjeras como ABB, Comau, Fanuc, Kula y Yaswaka. Según el “Informe de Investigación de la Industria Robots Industriales en China 2011-2020” publicado por el China Research and Intelligence Co., Ltd, China puso en práctica una guía de promoción y desarrollo en 2013, la cual sigue vigente hoy en día y con objetivos para 2020. Según esta guía, China desarrollará entre tres y cinco empresas internacionales chinas y alrededor de siete sectores relacionados con la robótica.

En Corea del Sur, el segundo país en el ranking de mercados, podemos encontrar varias empresas como DKSH Korea, ERAP Korea, Goyoung Robotic, Jungsang Lidar, KITECH, y Minirobots. La mayoría de ellas son empresas especializadas en otros sectores tecnológicos que sin embargo en los últimos años se han convertido en los líderes de la industria de la robótica.

En un cuarto de siglo, Japón se ha convertido en el tercer país en el mundo con más robots per cápita, justo detrás Corea del Sur. En los últimos años, miles de empresas han nacido gracias a la Shinzo Abe Robot Revolution Initiative Policy (en español “Iniciativa de Normativas de la Revolución Robótica de Shinzo Abe”). En el top ten de Japón encontramos Yaskawa Electric Corporation, Nachi Fujikoshi Corporation, Epson, Kawasaki Heavy Industries and Fanuc Corporation.

Dentro del mercado de robótica asiático, y especialmente en los últimos años, China es un claro líder como se queda demostrado en la tabla de la Federación Internacional de Robots que podemos ver más abajo. La implementación en 2013 de la Guía de Robótica mencionada anteriormente, podría haber sido un factor relevante en el tremendo crecimiento experimentado en los años más recientes. Corea del Sur también muestra un importante crecimiento en estos años, pero no tanto como el de China. En relación a esto, los suministros de Japón han permanecido estancados y con un crecimiento limitado e incluso descendiendo ligeramente en 2014.

análisis-industria-robótica

¿Cómo se ven afectadas la importación y la exportación?

Son los países de Europa Central y Oriental los que publican las cifras de crecimiento más fuertes del continente. Según el IFR y la Asociación Europea de Robótica, la importación creció en un 25% en 2015. Además, en 2016 se registró un crecimiento similar del 29%. Se espera que esta positiva evolución continúe y el crecimiento medio se estabilizará en un 14% por año (2017-2019). En cuanto a países abriéndose paso en exportación los mayores son República Checa y Polonia. Entre 2010 y 2015 el número de instalaciones de robots industriales ascendió en un 40% de la tasa de crecimiento compuesto anual en la República Checa y en un 26% en Polonia. Por su parte, China es el país con mayor necesidad de suministros a nivel global. Esto significa que sus importaciones han ido aumentando durante los últimos años y así seguirán. Por ejemplo, si comparamos el crecimiento con 2015, ha aumentado en un 17%, se espera que llegue al 30% en 2017.

Por lo general, Asia tiene una gran necesidad de suministro global de robótica donde Corea juega un gran papel importante en esta necesidad. Por ejemplo, entre 2014 y 2015, la tasa de crecimiento registrada fue del 55%, y las expectativas para los próximos años es más baja pero más consistente. Se puede decir lo mismo de Japón, país que en 2014 y 2015 tuvo una tasa de crecimiento del 20%.

¿Cuál es la demanda de robots y quiénes son los principales consumidores?

Según los costes de mano de obra aumentan y la tecnología robótica mejora, la demanda de ésta se ve incrementa en sectores como el sanitario, producción, militar y construcción. Lim Say Leong, Vicepresidente de ABB, afirma que los robots ayudan a que los negocios sean más productivos y eficientes, además de a operar de una manera más sostenible y proporcionar unas mejores y más seguras condiciones laborales para los trabajadores.

Aparentemente, el mercado coindice con Mr. Leong y, según el IFR la demanda de robótica crece a pasos agigantados con una tasa de crecimiento media de 17% al año.

La demanda ha aumentado a alrededor de 15.000 unidades vendidas entre 2005 y 2008 hasta 171.000 entre 2010 y 2014, aumentando asombrosamente un 15% en 2015, llegando a 253.748 unidades.

Pero, ¿quién reclama todos estos robots? La industria automovilística es, con diferencia, el mayor consumidor de robótica (alrededor del 43% de la cuota de mercado. El segundo puesto lo ocupa la industria electrónica, (21% de cuota) y además se espera que esta industria aumente debido al crecimiento de demanda, no sólo por los dispositivos electrónicos sino también para producir con costes más bajos. En menor medida, otras industrias también han aumentado el uso de robots (21% en 2014).

La robótica es sin duda la onda del futuro que continuará abriéndose paso a nuevos mercados según éstos necesiten mantener costes de producción bajos en comparación con sus competidores, así como la capacidad de optimización a través del uso de robots.

análisis-industria-robótica

¿Cuáles son las barreras de mercado? ¿Y las desventajas?

La denominada Industria 4.0 o la Cuarta Revolución Industrial, se verá obligada a enfrentarse con varios problemas éticos, legales y de políticas gubernamentales, entre otros.

En los próximos años, cada vez más empleados serán reemplazados por Inteligencia Artificial. Un informe en el que se cita un estudio de la Universidad de Oxford, indica que más del 35% de los trabajadores del Reino Unido y un 47% en EE.UU, están en peligro de ser reemplazos por tecnología en los próximos 20 años. Sin embargo, parece que las economías desarrolladas no se verán tan afectadas como los países en vías de desarrollo. El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, declaró que “los datos han pronosticado que la proporción de los puestos de trabajo amenazados por la automatización ascienden al 69 por ciento en la India, 77 en China y el más alto, 85, en Etiopía.”*

Las barreras legales aparecen cuando una nueva tecnología empieza a ser popular y los gobiernos necesitan implantar normativas nuevas (por ejemplo, a raíz de la invención del teléfono móvil, se crearon leyes para que se prohibiera hablar por teléfono al volante). Esta es una verdad latente especialmente en sectores que dejará sin trabajo a mucha gente. Hoy en día, los gobiernos y sus asesores económicos están planteándose tomar medidas para proteger los trabajos del gran aumento de máquinas inteligentes. “Por otra parte, el ministro de Economía, Comercio e Industria de Japón estableció en 2004 el Comité de Políticas Robo, que declara que “las directrices normativas de este ministerio cubren muchas áreas de negocio, tecnológicas, de innovación y seguridad, lo que es indispensable para que la coexistencia humano-robot sea socialmente posible”

La falta de conocimiento del mercado de la robótica es un factor a tener en cuenta, ya que el mundo tecnológico se mueve rápidamente y actores del mercado tradicional no se renuevan tan fácilmente. La información asimétrica combinad con precios altos puede afectar a la productividad y a la competitividad.

¿Qué nos depara el futuro?

En cuanto a las tendencias tecnológicas, las empresas se centrarán, en el futuro, en la colaboración de humanos y máquinas, en aplicaciones simplificadas y en robots ligeros. El número de robots industriales en el mundo crecerá alrededor de 2,6 millones en 2019, siendo China quien liderará este mercado de crecimiento. “Hecho en China 2025” es un plan nacional de 10 años, cuyo objetivo es convertir la nación en una de las mejores y superiores a nivel tecnológico industrial. Admiten que los robots deben ayudar en el sector de producción, mejorando así calidad y eficiencia. Se prevé que el aumento total de ventas entre 2016 y 2019 sea un 98%.

Con este análisis de la industria robótica está claro que los robots dominarán el futuro, de hecho, ya han empezado. Para mantenerse a un buen nivel de competitividad, las empresas necesitarán introducir robots en sus procesos de producción y las empresas tecnológicas necesitarán bifurcarse en robótica. No obstante, aún quedan muchos obstáculos antes de que los robots reemplacen la mano de obra humana. El futuro estará sin duda formado por relaciones entre humanos y robots.