Australia es un buen destino para  hacer negocios puesto que muestra mucha solidez económica, debido a las políticas y acciones que el gobierno aplica de cara a anticiparse a futuros escenarios  y así  mantener su crecimiento sostenible. En este post revisaremos algunos datos macro, perspectivas y las principales acciones e indicadores estructurales que nos darán una  así obtener una visión global del país.

Algunos datos macroeconómicos y perspectivas de Australia

La economía Australiana marca una diferencia con otras economías avanzadas, destacando el crecimiento del PIB a razón de 2 veces más que sus pares, siendo este promedio 3.25 % desde 1998. EL PIB per cápita, se sitúa como uno de los más altos a nivel mundial, llegando en 2014 a USD 61,000. Así también cuenta con una posición fiscal muy buena, puesto que tiene una deuda neta del 15 % del PIB, en comparación a sus pares del G20 donde el promedio es de aproximadamente el 79%. Este crecimiento en particular, se ha   dado debido al boom global en la demanda de recursos, puesto que a inicios de 2000, el rápido crecimiento  de  China  marco  también  en  Australia   un  crecimiento fuera  de  lo común, especialmente en términos de comercio e inversión en recursos.

Sin  embargo,  la  economía  real    ha  sido  golpeada  por  un  pequeño  bache  y  se enfrenta  a  una  larga  transición  con  un  crecimiento por debajo  de  la tendencia por 2 años, llegando en el primer trimestre de 2015  a un  PIB  de  2.5 %.

El desempleo se ha mantiene alto desde hace una década, alrededor del 6% (ahora por encima de similares economías avanzadas como UK y USA). Aunque el empleo se mantiene mejor de lo que se esperaba, se ha evidenciado un débil crecimiento de los salarios. Por otro lado, se puede evidenciar una maduración del ciclo financiero, puesto  que  no  hay  señales de un generalizado  boom del  crédito  siendo  su crecimiento  en  promedio de  5.9%.  Sin  embargo  en  el  sector  vivienda,  el dinamismo de los préstamos a los inversores ha generado una pronta acción reguladora por parte del APRA (la autoridad prudencial regulatoria australiana) controlando su  crecimiento por encima del 10% por año.

Se puede evidenciar en las cifras que Australia viene experimentando un crecimiento económico estable y moderado, sin embargo, a pesar de la disminución de los precios de los commodities, los productores de hierro se mantienen en el objetivo de incrementar los volúmenes de exportación a través de una ventaja competitiva incluso vendiendo a precios más bajos. No obstante, el país no se ve del todo afectado debido a que presenta una solidez macroeconómica, estimulada por el aumento en competitividad de exportaciones. Por  otra  parte, la  inversión  representa  otro  factor  clave  y  ha ido  en  aumento, proyectando  niveles  positivos  para  el  año  2015  y  el  año  2016. Los dos  factores mencionados anteriormente permiten que se siga viendo un crecimiento positivo del PIB australiano que oscila en un 2.5%.

Principales acciones e indicadores estructurales de Australia

Australia está en buena posición y mantiene controlados la mayoría de los riesgos gracias a que tiene procesos muy eficientes, una política monetaria flexible y un espacio fiscal que le permite la financiación de la deuda. No obstante, la baja deuda pública que posee es un regulador muy importante que ayuda a mantener la clasificación AAA del país.

Una mezcla de varios factores, provocaron una desaceleración del crecimiento de la productividad pero una coordinación de las reformas y políticas fiscales de la Commonwealth of Australia pueden ayudar a aumentar sustancialmente el crecimiento de las variables macroeconómicas y se pueden obtener buenos resultados en el PIB, el consumo, la renta, entre otros.

Por otro lado, la política de revitalización del crecimiento en Australia pasa por erigir una resiliencia en la economía del país. El sistema financiero tiene una vulnerabilidad aparente, ya que los cuatro bancos más importantes comparten riesgos sistémicos.  Todos  tienen  gran  importancia,  concentración  de  mercado, interconexión y  repercusión global, lo  que supone  que en caso  de  adversidades económicas deben de saber actuar para adaptarse o recuperarse ante dichas perturbaciones,  lo  que  llamamos  resiliencia.  De  no  ser  así,  causarían  graves perjuicios en la economía nacional y el panorama internacional financiero. Estos  bancos  concentran  grandes  reservas  bancarias  como  amortiguación  de  la crisis.  Algunas de las debilidades de los bancos australianos son la concentración de sus préstamos en el mercado de la vivienda y una posible financiación internacional.

Como resultado de las políticas que el gobierno Australiano aplica en su economía, los siguientes Indicadores Estructurales, nos muestran el posicionamiento y la calificación que recibe Australia en comparación a otras economías.

Cuadro1: INDICADORES ESTRUCTURALES

INDICE COMENTARIO
Indice de conexión global – DHL De acuerdo al informe emitido por la compañía DHL,  Australia se encuentra en el puesto 32 de 140 países, tanto para 2013 y 2014.  El país se situa en una posición considerable,  destacando en  los indicadores  de amplitud , es decir  grado de diversificación  de la economía,  y en los pilares de información   y capital. Los principales  destinos de sus exportaciones  para 2013 son China(37%),  Japón(18%)  y Korea del Sur(8%). En cuanto a sus principales  productos,  se encuentran el Hierro,carbón,oro ,entre otros.
Doing Business -Banco Mundial Para este indicador, Australia actualmente se encuentra en el puesto 13 de 189 economías.  Destacando  en el cumplimiento  de contratos , obtención de créditos, manejo de permiso de construcción  y cumplimiento  de contratos. Cabe resaltar que para el año 2013, se llegó a ubicar en el puesto 10, pero ciertas políticas en procesos administrativos como en apertura de una empresa, obtención de electricidad,  registro de propiedades  lo han hecho descender  3 posiciones.
IPC (Índice de Percepción  de la Corrupción) La puntuación de Australia bajó de 87 en el año 2010 a 80 en el año 2014. Esto ha ocurrido puesto que los ciudadanos  tienen la percepción que el Gobierno deAustralia no ha hecho lo suficiente para aplicar la legislación y tomar medidas eficaces para combatir la corrupción al más alto nivel.
GCI (Índice de Competitividad Global) De 142 países evaluados por el FEM, Australia está bien situada en el ranking de competitividad, puesto que ocupa la posición 21º obteniendo 5,15 puntos, ha mejorado su puntuación respecto al informe de los dos últimos años.
Índice de Progreso Social El índice de progreso social se traduce en más oportunidades  de acceso y mayor crecimiento  económico.  En este sentido, Australia se considera un país y con buena calidad de vida,  que ha obtenido las puntuaciones  más altas en el acceso a los conocimientos  y en respeto a los derechos personales,  el país se encuentra ubicadoen una excelente posición, en el año 2013 ocupa el séptimo lugar en el ranking de países y en los últimos años 2014 y 2015 ocupa la décima posición,  lo cual pudo ser provocado por la situación económica actual y el debilitamiento  de la demanda externa de los minerales
HDI (índice de desarrollo humano) Hasta los años 90 Australia regentaba la 1era posición. Desde comienzos  del s.XXI se mantiene 2do por detrás de Noruega. Actualmente con un índice: 0,935. Tiene grandes medias en esperanza de vida, años de escolarización  y esperanza media en años de escolarización.  Tiene el HDI más alto entre hombres y el segundo más alto entre mujeres. Su talón de Aquiles es su lucha contra el cambio climático. Ha de mejorar mucho en este apartado.

 

Fuente:

International Monetary Fund:  Article IV Consultation Australia. 2015