El sector de la comida rápida tiene unos beneficios de alrededor 570 mil millones de dólares al año. Con más de 850.000 establecimientos alrededor del mundo, su crecimiento anual se estima en un 2,5%. Esta industria puede ser en consecuencia, muy atractiva para muchos inversores. Pero como en cualquier inversión, es importante entender la industria y los riesgos que conlleva.

El margen medio de beneficio por establecimiento de comida rápida oscila entre el 6-9%. Por lo tanto, cuando se contempla entrar en este negocio, el tener varios restaurantes es en algunos casos, la única manera de obtener un buen beneficio. Para no tener que realizar grandes invesiones, la franquicia aparece como una opción típica como método de crecimiento.

Una franquicia es, según se describe en Investopedia “el conocimiento, proceso y marca registrada específicos que permiten a una parte vender un producto o suministrar un servicio bajo el nombre de una marca. A cambio de conseguir la franquicia, el franquiciado paga normalmente al franquiciador unas tasas anuales de comienzo y de licencia.”

Mientras se evalúa si la opción de comprar un restaurante de comida rápida es la mejor decisión, es importante entender que los franquiciadores se benefician llevando a cabo diferentes estrategias que impactan directamente en el dueño de la franquicia. Por ejemplo, la mayoría de los beneficios que obtiene McDonald’s se dan a partir de comprar la propiedad del restaurante y luego alquilar el inmueble al franquiciado a un precio muy alto.

Otras maneras a través de las cuales los franquiciadores obtienen más beneficios son:

  • Pago de comisión por piso
  • Impuestos añadidos
  • Tasas tecnológicas y de correo electrónico
  • Cuota única de suelo
  • Cargo en regalías

Un pago de comisión por piso será probablemente la tasa que más interesa evitar, sobre todo cuando se empieza en esta industria. Esto se debe a que el margen de beneficio es más bajo en este sector, teniendo que pagar precio de suelo incluso si el no generar beneficio significa salir rápido del sector.

Cuando se elige el tipo de franquicia en el sector de la comida rápida, es importante tener en cuenta las tendencias. Por ejemplo, en los últimos años, el modelo de restaurante Chipotle ha demostrado su éxito debido a que a los consumidores les gusta “construir su propio” concepto. Otro ejemplo de esta nueva tendencia es Pizza Studio. Además, es importante también analizar el marco de las cinco fuerzas para entender el nivel de competencia dentro del sector de la comida rápida.

Amenaza de las empresas de nueva incorporación

Cuando se tiene una franquicia en el sector de la comida rápida y se supervisan las normas gubernamentales, puede afectar el concepto de lo que puede venderse o no al consumidor. Por ejemplo, en Estados Unidos, cada estado tiene distintos niveles de alcohol establecidos para el público de un restaurante de comida rápida y esto es una ley estatal. Vender alcohol es una de los modos en que los restaurantes obtienen mayor beneficio, sin embargo, está restringido. En algunos lugares como la India, Burger King no vende ternera ya que mucha gente está en contra de las matanzas de ganado debido a sus creencias religiosas. En consecuencia, Burger King necesita encontrar un sustituto para la ternera y evaluar los costes.

Amenaza de sustitutivos

Cada país tiene un plato característico, el que más se come y el cual la gente busca. No disponer de ese plato o de alguno parecido podría echar para atrás a los consumidores. Para resolver este problema, la franquicia consulta al franquiciador sobre cómo adaptar estos ítems al menú específico de cada país. Un ejemplo de este caso es McDonald’s en Venezuela, donde se pueden encontrar arepas.

Poder de negociación de los compradores

Los franquiciadores establecen un precio mínimo de venta para cada producto alimenticio. El poder de negociación de los compradores juega un papel importante debido a la sensibilidad de precios de los compradores. A medida que una franquicia se expande a un país diferente, hay que tener en mente las limitaciones que se tiene como dueño de una franquicia para así adaptar o cambiar los precios. Esto puede realizase a través de la aprobación del franquiciador.

El poder de los proveedores

El franquiciador puede pedir a la franquicia comprar los productos a un proveedor específico. Esto no es negociable y como dueño de franquicia, se debe estar abierto y sujeto a comprar el producto al precio que el e franquiciador ha establecido con el proveedor. Aunque es posible encontrar mejores precios, se accede a la negociación de los proveedores y a los precios que establecen.

Rivalidad del sector de la comida rápida

Existen numerosas cadenas en el sector de la comida rápida que generan altos niveles de rivalidad. Además, no paran de surgir nuevas marcas de comida rápida que no son tan conocidas y que  pueden convertirse en un nuevo McDonald’s. Sin embargo, implican una inversión más arriesgada cuando se tiene en cuenta que, según un estudio de la Universidad de Ohio, el 60% de los restaurantes no consiguen pasar del primer año y el 80% no duran más de cinco.

En los últimos años, se ha registrado un gran empujón del marketing disponiendo de “opciones saludables”. El crecimiento de Subway es un ejemplo. Esta cadena está considerada como “opción saludable”. En 2010, Subway se convirtió en la cadena de comida rápida más grande del mundo, con más de 33 mil restaurantes presentes en 122 países. Actualmente, la cadena dispone de más de 44mil  establecimientos. Por otro lado, McDonald’s está visto como la “opción no saludable”.

En 2015, McDonald’s sufrió una pérdida histórica durante 11 trimestres consecutivos. En 2016, es espera que esta cadena cierre 500 restaurantes. McDonald’s ha sido presentado en películas como “Super Size Me” como no saludable y tiene a ser representado como tal.

La mayoría de las franquicias de comida rápida han adaptado los productos de sus menús y han incluido ensaladas para atraer al cliente actual, que quiere comer más sano, sin embargo, los restaurantes que ofrecen hamburguesas continúan siendo los más populares. Según Franchise Help, en Estados Unidos, las franquicias con más beneficios incluyen:

30+ % Hamburguesas

15% Pizzerías

12% Tiendas de Sándwiches

8% Restaurantes de pollo

7% Restaurantes mejicanos

Una de las ventajas para el franquiciador es que puede aprender de sus franquiciados. Un claro ejemlo es el “happy meal” de McDonalds. La idea de vender un menú para niños se le ocurrió a Yolanda Fernandez, una dueña de franquicia. Esto ocurrió en 1979 y después de esto, McDonald’s empezó a vender su Happy Meal para niños.

Conclusiones

El sector de la comida rápida ha revolucionado el intentar satisfacer las opciones rápidas y saludables. Dos de los restos de este sector e enfrenta a Millennials. Según Forbes “Internet ha revolucionado innumerables industrias y ahora está empezando a revolucionar la industria de la comida. La demanda parece ser saludable, pero rápida y a domicilio. Esto representa un mayor coste para los restaurantes. En una industria donde los márgenes de beneficio son bajos, los restaurantes se ven forzados a subir los precios para mantener la demanda y los altos beneficios. Los menús requerirán cambios para competir en los nuevos restaurantes que ofrecen “opciones más frescas, mejores y más saludables”. Una prueba de esto es, según Forbes, que en 2013, los inversores de riesgo invirtieron 2,8 mil millones en startups relacionadas con comida.