El sector farmacéutico y la biotecnología en España

La Consultoría “Darwin & Wallace”, formada por estudiantes del Máster Madi, ha redactado una síntesis que pretende analizar la productividad potencial de las empresas dentro del sector farmacéutico entre España y otros mercados de la Unión Europea y de fuera de la Unión. Este informe proporciona una breve descripción del tamaño del mercado farmacéutico global, sus tendencias, problemas, retos y factores críticos de éxito, etc. El informe elabora también un perfil con los mayores implicados en el mercado global farmacéutico. El crecimiento del sector de las ciencias biológicas, formado por los segmentos de la farmacia, la biotecnología y la tecnología médica (medtech), está estrechamente ligado a los motores económicos y demográficos que alimentan la continua transformación de la amplia industria sanitaria. Las empresas pertenecientes al sector de las ciencias biológicas han demostrado su habilidad de sobrevivir y prosperar en medio de los recientes periodos de recesión económica, los recortes en sanidad, los balanceos del mercado geográfico y los perfiles cambiantes de la población.

El mercado farmacéutico global

La industria farmacéutica mundial desarrolla y comercializa medicinas recetadas para pacientes y médicos. Las empresas farmacéuticas más importantes de la industria son las estadounidenses, japonesas y europeas. Los mercados a la cabeza de los productos farmacéuticos siguen siendo los países desarrollados de Europa del Este, el este de Asia y Norte Américs, con grandes inversiones en sanidad per cápita, con poblaciones con creciente esperanza de vida y sistemas reguladores avanzados. (Gráfico 1).

Los actores clave de estos países, como Pfizer, Bayer o GlaxoSmithKline compiten de manera muy cercana y fuerte dentro del mercado, consecuentemente, hay una fuerte rivalidad entre estas empresas. Aunque han sido clasificadas como bajas, están surgiendo oportunidades en lospaíses en vías de desarrollo como China, en cuanto al aumento en inversión en sanidad.

El sector farmacéutico es muy dinámico y existe la constante necesidad de innovación. Este tipo de industria necesita hacer grandes inversiones en I+D para nuevos medicamentos y el coste esta de innovación ha demostrado ser alto, ya que el negocio farmacéutico es muy arriesgado. Sin embargo, la remuneración del capital invertido puede ser muy alto. Por ejemplo, GlaxoSmithKline tuvo unos beneficios el 41,55% en 2015.

En 2014, los gastos del mercado farmacéutico mundial alcanzaron los mil millones de dólares. Se espera que esta cantidad llegue a los 1,3 mil millones en 2018.

farmacéutica

La naturaleza del sector farmacéutico

A pesar de que los gastos son bastante grandes para todas las compañías que están dentro de esta industria, las compañías que desarrollan medicamentos genéricos tienen costes más bajos en cuando a I+D si se comparan con las marcas de renombre, quienes les permiten vender los medicamentos a precios más baratos. Debido a los costes, la demanda de medicamentos genéricos creción en comparación con los de marcas conocidas. Además, los hospitales y otras organizaciones sanitarias compran grandes cantidades de medicamentos y presionan a las farmacéuticas para que mantengan precios razonables. Sin embargo, las medicinas genéricas se pueden transformar en productos nuevos, proceso que necesita aprobación si se les añade algún aditivo, aplicándose correctamente también los Derechos de Propiedad Intelectual.

Además de la naturaleza competitiva de esta industria, los altos costes de I+D, las restricciones gubernamentales, las grandes inversiones para start-ups, la aprobación de los medicamentos (que puede llevar más de 15 años) asó como el alto riesgo de no recuperar la inversión de capital si el nuevo medicamento no puede comercializarse, este tipo de industria cuenta con muchas barreras de entrada. Es por esto que el sector farmacéutico no es el más atractivo para nuevos posibles competidores del mercado.

Mercado Nacional

En cuanto al Mercado nacional, España está en la décima posición del poder científico y la quinta en producción dentro de la unión europea. Tiene un sistema de sanidad con una red de 800 hospitales, públicos y privados, respaldados por centros líderes en investigación. El sistema es idóneo para la medicina trasnacional y para el descubrimiento de nuevos medicamentos y terapias avanzadas.

La empresas biotecnológicas están creciendo más rápido aquí que en otros países y la industria farmacéutica lidera en España en cuanto a gastos de I+D.

El gran impacto macroeconómico cuenta con un sector biotecnológico que supone el 10,35% del PIB español.

Las empresas biotecnológicas suman un total de 2.742 con 177.973 empleados, representando la comida un 62% de las inversiones de este sector, justo detrás se encuentra la sanidad con un 25%, y la veterinaria con un 10%. Desde 2012, existe un crecimiento negativo del 14% en la cantidad de empresas activas, mientras que los ingresos con las empresas involucradas en las actividades biotecnológicas ha aumentado un 30%, alcanzando un total de 101.787.966 (K€).. Las economías avanzadas, como lo son Francia, Alemania, con unos ingresos de 3 mil millones, o Reino Unido están por encima de España por lo que respecta a inversiones y beneficios en inversiones de I+D+i. Además, España es el país a la cabeza de Europa gracias al cultivo de más de 136.000 hectáreas de organismos genéticamente modificados, 32% del total en cosecha del maíz.

La exportación de productos farmacéuticos aumentó un 7,9% en el año 2015 y supuso el 4,4% de las exportaciones totales de España. Nuestro país está clasificado entre los países más importantes dentro de los sectores de la biotecnología agrícola, la bioquímica y la biología molecular. Además, la industria farmacéutica en España juega un papel muy importante a la hora de impulsar I+D, liderando el desarrollo de medicinas innovadoras para el cáncer, la malaria, Alzheimer o el VIH.

En cuanto al alcance de cooperación internacional, Europa y EE.UU. son los mayores socios biotecnológicos, colaborando 17,6% y un 7,7% respectivamente.

Para los inversores extranjeros, las compañías se deducen hasta un 40% las contribuciones de seguridad social de los trabajadores de I+D. Así, España puede jugar un papel importante dentro del Brexit para reubicar las empresas británicas con un marco legal favorable, con unas tasas más del 42% para inversiones de I+D y más de un 12% para la innovación.

Además, la ventaja principal de traer producción de medicinas a españa en comparación a poduciras en los grandes mercados de Europa del Este – Alemania, Francia, Dinamarca- marca la diferencia de salario de la mano de obra cualificada. Esto implica un coste nacional por hora de trabajo de alrededor 21€/h n comparación con 32€/h, 35€/h y 41€/h de los países anteriormente mencionados (según afirma Eurostat).

farmacéutico

 Barreras de entrada en España

Analicemos las principales barreras y dificultades de entrada al mercado farmacéutico español.

Las diferencias reguladoras entre comunidades suponen riesgos adicionales ya que fuerzan a las empresas a estar asentadas en diferentes áreas, asumiendo costes de producción distintos, obstaculizando la competitividad. Los costes asociados a esta actividad con algunos otros problemas de entrada son los problemas principales identificados en este mercado. Otro gran obstáculo para esta industria en España es el tiempo entre que se autoriza que una medicina innovadora puede ser vendida hasta que se introduce en el mercado, tiempo establecido de 349 días.  Esta cifra hace que el país tenga una imagen de retraso en cuando al acceso a terapias innovadoras en toda la Unión Europea.

El futuro del sector farmacéutico

Hoy en día, el mundo industrial tiene que enfrentarse a grandes retos, como el resultado de la transformación de la estructura de competición, la competitividad aumentada, o el riesgo inherente de las inversiones de I+D, resultado de costes en crecimiento, largos plazos para llevarlos a cabo y la baja probabilidad de buenos ingresos.

Las mayores amenazas de la industria son ciertas medidas económicas que los gobiernos han adoptado, diferentes según el país, especialmente en Europa, ya que se centran en corregir los desequilibrios que la crisis ha causado. En España, el déficit público y los recortes en financiación han resultado en un gran recorte en los gastos farmacéuticos.. Según el Banco de España y la OCDE, el sector farmacéutico en España se está recuperando, y se espera que en el futuro tenga una recuperación dinámica (gráfico 3). Si miramos al futuro, para el Gobierno Español “la estabilidad y predicción del marco regulador” es hoy día una propiedad para asegurar la eficiencia de las inversiones de las empresas en el futuro.
farmacéutico

Conclusión general

La industria farmacéutica es uno de los sectores que contribuyen al bienestar social. Por unaparte, los grandes esfuerzos quelas empresas realizan en esta industria en cuando a investigación y desarrollo para la mejora de nuevas medicinas, mejora la calidad de vida de los ciudadnos y representa unos ahorros en el coste del Sistema Sanitario Nacional. De esta misma manera, también se mejora la productividad laboral, previniendo y acortando los parones en el trabajo, por ejemplo, este sector es uno de los más activos en el comercio internacional, lo que lidera sin duda el crecimiento económico. También es importante tener en cuenta el sector farmacéutico español, gracias al cual los datos recientes de comportamiento de la economía española muestra la consolidación de la recuperación económica, según han indicado también las agencias internacionales más importantes. Además del mercado nacional, España ofrece una posición privilegiada como puerta al mercado europeo, latino americano y sudafricano. Las actividades relacionadas con la tecnología y las ciencias biológicas ofrecen en España unas oportunidades de inversión muy atractivas. Estos resultados son la muestra del interés y el crecimiento que el sector farmacéutico representa en el mercado, y el gran potencial que ofrece para el futuro. Todo esto se ha conseguido a través de un estudio del mercado global para después analizar más en profundidad el sector nacional español.