¿Hay algo más internacional de la cultura? En todos los países se sabe que Cervantes escribió “El Quijote” a aquel caballero con aspecto desaliñado, acompañado por su fiel escudero, en “algún lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme”.

También es internacionalmente conocido el “To be or not to be” que escribía Shakespeare en su obra “Hamlet”. Si hablamos de pintura, ni que decir tiene la fama internacional de españoles como Velázquez, Picasso, Dalí, o extranjeros como Rembrandt, El Greco, Monet, Van Gogh o Warhol. La escultura de Miguel Ángel, Bernini, Botero o de españoles como Berruguete, Chillida, Gargallo, tampoco pasaría desapercibida en los lugares más recónditos del planeta. Y así podríamos continuar con otras disciplinas artístico-culturales, como las artes escénicas y musicales, editorial, etc.

La cultura en España

Más allá de su importancia como sector dinamizador del conocimiento, esta industria tiene gran repercusión sobre los datos macroeconómicos en las economías occidentales. En España, el sector cultural aglutinaba en 2013 al 2.8% del empleo total con 485.300 personas y 108.556 empresas. Esto representa el 2,5% del PIB, o el 3,4% del PIB si se considera el conjunto de actividades económicas vinculadas a la propiedad intelectual según el anuario de estadísticas culturales de 2014 elaborado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Además, España ocupa el octavo puesto mundial en presencia blanda, según el Informe del Real Instituto Elcano de presencia global, que incluye entre otras cuestiones, indicadores culturales referidos a las exportaciones de servicios audiovisuales como las producciones cinematográficas, radio y televisión, y grabaciones musicales. Tal es la importancia del sector cultural, que el Plan Estratégico de Internacionalización de la Economía Española 2014-2015 tiene entre sus objetivos el impulso de la cultura como elemento esencial de proyección exterior de la Marca España.

Cultura española en el extranjero

Museo del Prado en Madrid

Museo del Prado. Foto de Jon Jackson. Flickr

En 2013, España exportó bienes vinculados a la cultura por importe 703,4 millones de euros, siendo la Unión Europea el mayor destino de las mismas, con un 51,2%, seguida de Iberoamérica, con un 27,4%. Así, encontramos diferentes actividades internacionales generadoras de valor económico. Por ejemplo, los museos españoles generan abundantes ingresos gracias al alquiler de cuadros a museos extranjeros. Es el caso del Museo del Prado , que ante la crisis económica en España, ha apostado por los mercados internacionales para conseguir fondos. Más allá de las actuaciones en el mercado internacional por parte de instituciones públicas, también son destacables las actividades que los creadores españoles, desde el ámbito privado, llevan a cabo en el ámbito internacional.

Por ejemplo, en el sector cinematográfico son importantes las coproducciones internacionales así como la distribución de cine español en el extranjero. Precisamente en los últimos años, el cine español ha llegado a recaudar en mercados internacionales el doble que en España. Sin abandonar el mundo audiovisual, también es importante la presencia de la producción para televisión en los mercados extranjero.

La ficción española ha exportado sus éxitos de ficción obteniendo un importante impacto. Por ejemplo, el Internado se vio en Japón, Un paso adelante en Francia y Los Serrano en Finlandia; y Gran Hotel llegó a Reino Unido, Francia o Rusia. En Italia algunas series españolas han sido éxitos de audiencia: El secreto de Puente Viejo, Velvet, Víctor Ros, El Príncipe o El tiempo entre costuras.

sector editorial internacionalización

Foto de Marta Maduiza. Flickr.

De forma similar, en el sector editorial observamos datos alentadores ya que es el cuarto a nivel mundial, detrás de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, siendo, dentro del sector cultural, el que más aporta al Producto Interior Bruto (PIB) español (0,7%, del casi 4% del total, y representa el 2,6% del empleo, por delante del de la música, del cine o las artes escénicas). De hecho, la exportación editorial desde España suponen 526 millones de euros y se dirigen principalmente a la Unión Europea y a Latinoamérica. Además, las editoriales españolas tienen 162 filiales en 28 países, estando más del 80% en Iberoamérica.

También son significativas la exportación de talento en la gestión de instituciones culturales. Numerosos españoles ejercen y han ejercido esta labor en las instituciones más importantes del mundo. Son destacables los casos de Vicente Todolí, que ha dirigido la Tate Modern Gallery de Londres o el Museo Serralves de Oporto; Marta Gili, la actual directora del Jeum de Paume, de París; Bartomeu Marí que ha dirigido el Witte de Rotterdam; Nuria Enguita, que ha sido parte del grupo de comisarios la Bienal de São Paolo; Guadalupe Echevarria, ha dirigido la Escuela Superior de Artes de Burdeos; o Rosa Martínez ha sido directora de la Bienal de Venecia.

Instituciones y programas de apoyo a la internacionalización de la cultura española

Instituciones como el Instituto Cervantes lleva a cabo y de forma permanente numerosas actuaciones para dar a conocer la cultura española en el exterior. Además, existen algunos programas que precisamente fomentan la internacionalización de este sector. Así, la sociedad Acción Cultural Española ha creado el Programa para la Internacionalización de la Cultura Española (PICE) que tiene como objetivo facilitar la presencia en España de prescriptores, agentes, profesionales y programadores internacionales de prestigio en el ámbito de las artes y de la cultura para desarrollar acuerdos para programaciones o colaboraciones en el exterior.

La presente convocatoria ha podido solicitarse hasta el 31 de mayo de 2015. Igualmente, desde algunos organismos autonómicos como EXTENDA se han puesto en marcha acciones para dar vías de salida al mercado internacional así como para dar a conocer las oportunidades de negocio en países como Marruecos o Francia.

El sector cultural, es por tanto una industria por la que se puede apostar y en la que existen numerosas oportunidades en el exterior. ¿Te animas a formar parte de él?