Entrevistamos a Ángel Roselló, tutor en el MaDI de técnicas de investigación de mercados y subdirector del departamento de comercio exterior de Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid

Formar a un alumno MaDI en investigación de mercados

Como todos sabemos, en este mundo globalizado en el que vivimos y en el que vive la empresa, es muy necesario que nuestras empresas, las empresas españolas, las de todo el área geográfico económico en el que vivimos, se internacionalicen.

Nosotros debemos dar al alumno del MaDI herramientas suficientes, metodologías suficientes, para que puedan llevar a cabo un proceso de internacionalización cuando estén en una empresa, lo suficientemente acertado como para no basarse en elementos subjetivos sino basarse en datos que, en definitiva, lo que nos aportan, es objetividad.

Entonces, lo que yo vengo a enseñarles, la investigación de mercados se basa en la información, la información para, en un primer momento, preseleccionar mercados y, una vez preseleccionados, basándonos como digo en la información, de alguna forma, luego estudiarlos y analizarlos y determina si, verdaderamente, la empresa tiene que realizar sus esfuerzos en uno u otro mercado.

Las claves para una buena investigación de mercados

Yo creo que es muy importante, primero, tener una metodología lo suficientemente consistente para sacar conclusiones de ella. Pero, la metodología no deja de ser el soporte. La información es lo fundamental. Tener un buen conocimiento de qué datos obtener y dónde obtenerlos pues es lo más importante; saber luego ordenarlos – ahí está la parte luego de la metodología: cómo se hace un estudio de mercado, cómo se hace una investigación de mercados- pero debemos tener buena información. Pero la información, a veces, es muy difícil conseguirla. Entonces, tenemos que dedicarnos a ser unos expertos en información.

Datos y fuentes para la investigación de mercados exteriores

La verdad que para realizar una investigación profunda de mercado, de mercados exteriores en este caso, se necesitan de muchos datos y de muchos tipos. Datos estadísticos sobre qué países son los que nos van a comprar más o los que están actualmente comprando más nuestro producto. Datos que, de alguna forma, nos lleven a saber qué restricciones tenemos para llevar el producto al otro país; nos estamos refiriendo a datos relativos al arancel, a los regímenes de comercio que podemos encontrarnos en los países de importación.

Datos relacionados con el transporte y datos relacionados con obstáculos al comercio y también luego ya nos vamos a datos, por supuesto, a datos sobre el país, por lo tanto, macroeconómicos, datos demográficos, geográficos y, luego, ya nos vamos a datos sobre el producto y ahí es donde ya se complica la situación porque cada país es un mundo y las fuentes de información no están unificadas ni son únicas.Entonces, ahí tendremos que analizar el producto desde el punto de vista de la oferta y desde el punto de vista de la demanda y luego, la canalización o distribución del producto. 

En definitiva, podríamos decir que muchísima de la información estará en fuentes o en bases de datos o en páginas web de multilaterales: Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, la propia Unión Europea y, luego, países de gran capacidad económica que dedican muchos recursos a la información y tienen unas muy buenas bases de datos sobre países y sobre productos y sectores: Estados Unidos, Canadá, países de Francia, países de la Unión Europea… En definitiva, el mundo de la información es muy amplio, cada día más, pero como hay inflación en la información es importantísimo saber qué bases de datos son las importantes y dónde conseguir la información para no errar.