El mercado energético es sin duda el más estratégico de todos ya que la economía mundial depende de él (ver figura 1). Las compañías involucradas en el desarrollo de nuevas tecnologías, siempre necesitan más energía ya que buscan la mejor calidad de servicio para sus clientes. En este sector el factor de riesgo se ve reducido, mientras que la demanda de las energías renovables será siempre alta, diversificada y empleada en todo mundo. En este post te contamos el papel del sector de las energías renovables en todo ello.

energías renovables

Gráfico 1: Necesidad de energía mundial (GW/h)

El uso de combustibles fósiles no puede durar mucho más, por lo que el mundo está empezando a usar mecanismos inteligentes para un uso eficiente de la energía a fin de proteger el medio ambiente de los residuos procedentes producción de energía. Así, las energías renovables son el medio más limpio para asegurar el futuro de las necesidades energéticas. Su cuota de mercado incrementará inevitablemente en el tiempo mientras que las energías convencionales irán desapareciendo progresivamente. Ver figura 2 y 2b para observar la cuota de mercado y consumo por tipo de energía.

energías renovables

Gráfico 2: Cuota de mercado mundial de producción de energía

 

energías renovables

Gráfico 2b: Cuota de energía renovable estimada del consumo final global de energía, 2014

En 2015, con una inversión total de 250.000 millones de euros, la instalación de paneles solares, turbinas eólicas e instalaciones hidroeléctricas ha sufrido el mayor crecimiento mundial nunca visto (Ver figura 3). De hecho, según el REN21, el 19,2% del total del consumo energético del 2014 procedía de energías renovables, siendo la biomasa y la energía hidráulica las más destacadas. Estas cifras hacen que se le a esta industria la importancia que merece, ya que ha ido y seguirá creciendo, a la vez que los recursos convencionales desaparecen.

 

energías renovablesGráfico 3: Megavatios instalados de energías renovables

China y Estados Unidos lideran esta industria y controlan el mercado global de energías renovables. Sin embargo, deberíamos resaltar el trabajo llevado a cabo por algunos países europeos, por ejemplo España, uno de los países que más destacan dentro de los líderes del desarrollo tecnológico e industrial en cuanto a energías renovables. España es el segundo país europeo productor de energía eólica, la cual es la segunda energía más usada dentro del campo de las renovables, además de ser el sexto productor de biomasa como energía primaria. En cuanto a energía solar fotovoltaica, España lidera la quinta posición en Europa, además, la empresa con más capacidad fotovoltaica instalada en el mundo es española. El productor líder mundial de energías renovables, aparte de ser una de las mayores compañías eléctricas a nivel global, también es español.

Además de esto, el mercado energético es complejo y obedece a diversas normas locales de tarifas. Los gráficos 4 y 5 comparan el precio de la electricidad según los diferentes clientes en países europeos. Así, podemos ver que España, a pesar del uso de energías renovables, mantiene una posición media.

energías renovables

Gráfico 4: precio medio del mantenimiento eléctrico de una casa en Europa

 

energías renovables

Gráfico 5: precio de la electricidad en Europa por sector industrial

 

Mercado de la eficiencia energética:

La Unión Europea estableció en la normativa 2012/27/UE de la Eficiencia energética y emisiones de CO2, el conocido objetivo 2020 para todos sus miembros. Para este año, al menos el 20% del consumo de energía de cada país deberá proceder de energías renovables. Además, todos ellos deberán haber reducido en un 20% el consumo de energía gracias a sus sistemas domésticos, de servicios, industriales y de transporte eficientes. Hay otro programa en marcha para 2030 y algunos países han adoptado objetivos más altos dentro del sector energético.

 energías renovablesGráfico 6: objetivo 2020 de reducciones de CO2 en Europa

Según Red Eléctrica de España, la energía limpia contribuyó el 37,1% del total de la producción de electricidad en España en 2015. Desde el año 2000, la energía renovable primaria ha incrementado su consumo en un 2,5%, no obstante, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), declaró que la demanda final de energía ha aumentado en un 1,5% en 2015 en comparación con el año anterior. Asimismo y de acuerdo con el IDAE, el Balance Energético Nacional afirmó que la disponibilidad de recursos hidroeléctricos y eólicos se vio reducida en 2015.

No obstante, el 34,6% del total de la generación de energía en 2015 se generó a partir de energías renovables (contribución 51% eólica y 29% hidroeléctrica). España es uno de los líderes europeos de los que se esperan cumplan el objetivo de 2020 (Ver figura 7). Incluso con las cifras anteriormente citadas, España no ha conseguido aún este objetivo y la Unión Europea ya ha programado nuevos objetivos para 2030. Consecuentemente, el sector es una clara oportunidad de negocio en un mercado que aumenta rápidamente.

energías renovablesGráfico 7: Líderes europeos en la reducción de emisiones de CO2

Competencia en el sector de las energías renovables:

Las aplicación de las energías renovables empezó hace ya unos años en España. El atractivo de este mercado hizo que muchas compañías entrasen en este sector, incrementando la competitividad. De hecho, en España había muchas compañías relacionadas con esta industria, lo que hizo que muchas de ellas se fueran al extranjero y se beneficiaran de los recursos energéticos naturales de otros países, especialmente de Latinoamérica. Firmas como RENOVALIS, IBERDROLA, GAMESA y ENDESA, siguen luchando por la supremacía en el mercado local y por entrar en el mercado energético de varios países.

En menor medida, consultoras que ofrecen servicios de ingeniería y de auditoría energética para reducir las facturas de sus clientes a través de producción propia y equipos de eficiencia energética, compiten en un gran mercado donde toda persona que consuma energía puede ser un cliente. La idea es conseguir el mejor estudio sobre el contrato energético del consumidor y ofrecer soluciones para reducir su factura.

Dificultades de entrada:

La mayor dificultad que un inversor puede tener a la hora de entrar en el mercado de las energías renovables y la eficiencia es sin duda su normativa. Ya que es un mercado relativamente nuevo, algunos gobiernos como el español, no mantuvieron la misma línea de cambiar la ley varias veces, lo que repercutió en los planes de negocio de los inversores.

Paralelamente a la competencia, otra dificultad importante es la tecnología adoptada. En este sector, la fiabilidad necesaria de los productos está creciendo y sus precios, por el contrario, decreciendo. El reto es estar siempre actualizado con los mejores asesores técnicos para ofrecer a los clientes soluciones competitivas que maximicen los beneficios.

El mercado de las energías renovables y sus oportunidades:

Éste es sin duda un mercado que está creciendo rápidamente mientras que los costes de producción de energía renovable están disminuyendo. Además, la demanda de instalación para uso individual y público está creciendo enormemente en todo el mundo.

Son los primeros años de un nuevo mercado que se enfrenta mundialmente con las tecnologías de eficiencia energética, ya sea producir con recursos naturales y gratuitos como consumir inteligentemente ahorrando costes durante años con una inversión tecnológica inicial.

Las compañías eléctricas instalan contadores inteligentes para sus clientes, ha nacido el concepto de red inteligente. Ahora las redes eléctricas están gestionadas con tecnologías inteligentes muy avanzadas, y España forma parte de sus líderes de referencia. La idea básica es combinar producción con consumo para conseguir los costes óptimos y más baratos.

Los clientes finales de este entorno, sean cuales sean sus actividades: domésticas, servicios, industria o transportes, deben encontrarse. Sus tecnologías de gestión energética deben estar adaptadas globalmente para alcanzar los objetivos comunes: redes eléctricas inteligentes que actúen en todas las fases.

Ahora los clientes pueden ser productores apoyando las necesidades energéticas de cada uno. Se requiere que los sistemas de consumo final sean alta, técnica y legalmente eficientes en cuanto a energía.

Hay todo un mercado creciendo alrededor de esta revolución energética. BSmarT entra en juego ofreciendo unos servicios de auditoría energética que analizan el estado actual de los servicios energéticos de cada cliente, desde su contrato hasta las instalaciones energéticas. Además, ofrece varias alternativas para convertirse en sus propios productores y vendedores de energía pero, sobre todo, proveedores de eficiencia energética actualizados con tecnologías inteligentes para adaptarse a las necesidades de las nuevas redes eléctricas y las perspectivas de futuro.