Freixenet, exitosa marca de cava española, cumplió su centenario en 2014. Es palpable su posición competitiva tanto en los mercados nacionales como en los internacionales, en los que llevan exportando desde los años 30. Esta empresa mantiene su total representación familiar, contando en la actualidad con bodegas en 7 países de tres continentes, además de varias empresas distribuidoras en todo el mundo.

Sus orígenes

Se remontan al siglo XIX los orígenes de la empresa familiar española de cava Freixenet, en la provincia de Barcelona. En sus inicios, Francesc Sala comercializaba vino con la marca “Casa Sala” en 1861. Años más tarde, en 1914, con la unión del as familias Sala y Ferrer comienzan el negocio del cava y vinos espumosos. En ese momento surge la marca Freixenet y se comercializa en el territorio nacional.

Freixenet era una empresa pequeña en comparación con uno de los grandes competidores durante sus inicios, Codorníu. Esta marca dominaba el mercado en el momento en que Freixenet se extendía en el mercado nacional. Fue a partir de los años 50 cuando Freixenet logra superar las cifras de ventas de su competidor Codorníu.

La empresa de cava apuesta dirigirse a nuevos segmentos de la población y además lleva a cavo varias innovaciones en los diseños de sus cavas. Llevó a cabo su estrategia de diferenciación con el lanzamiento de sus productos “Carta Nevada” en 1941 y “Cordón Negro” en 1974, claves para el impulso de su negocio. Esta estrategia también fue importante para su crecimiento en los mercados internacionales que continuó en los años 60 y 70.

El legado de Freixenet se consolida conformando un eje estable y sólido que lo lleva a conseguir el liderazgo a nivel mundial en el sector de los vinos espumosos elaborados según el método tradicional.

Estrategia internacional de Freixenet

Esta empresa inicia su estrategia internacional entre los años 20 y 30 mediante exportaciones esporádicas a Islandia. Posteriormente Freixenet tuvo que lidiar con dos épocas duras tanto en el panorama nacional como internacional con la Guerra Civil Española (que provocó la colectivización de la empresa por un tiempo) y la Segunda Guerra Mundial. Estos dos acontecimientos provocaron la ralentización de su negocio, pero ello no retrasó su entrada en los mercados exteriores. Su primer gran mercado exterior fue Estados Unidos, concretamente Nueva Jersey en 1935.

El proceso de internacionalización de Freixenet se desarrolló generalmente mediante la creación de filiales. Por otro lado, en Europa también es importante la forma de entrada mediante sociedades mixtas con distribuidores locales. Con los años Freixenet aumentó su presencia internacional con su entrada en Reino Unido, Alemania, Rusia, Cuba, Brasil, Japón, México, Argentina, entre otros muchos países. Su forma de entrada en nuevos mercados fue fundamentalmente a través de inversión directa mediante filiales comerciales, filiales productivas, delegaciones, acuerdos de distribución y alianzas internacionales.

Cuando Freixenet consigue el liderazgo en la producción y comercialización de cavas se plantea la estrategia de multinacionalización. De esta forma, la marca española construye bodegas en varias partes del mundo como California y Australia, además de otras dentro del territorio nacional.

Freixenet en la actualidad

José Luis Bonet, presidente de la marca, afirma que las claves de los valores de Freixenet son “la calidad, la innovación constante y la cohesión familiar”.

Actualmente el 80% de la producción nacional de Freixenet se dirige a mercados exteriores, lo que confirma la gran importancia de su presencia internacional para el desarrollo de su negocio.

En el último año de Freixenet ha sido destacable la noticia la oferta no vinculante que presentó el Grupo Henkell alemán para la compra de parte del accionariado de la empresa española de cavas. El pasado mes de diciembre, Pedro Ferrer fue sustituido como consejero delegado para formar una comisión directiva ejecutiva formada por un representante de cada familia. Todo ello con el objetivo de solucionar el problema que afronta la compañía en cuanto a la venta o no venta por parte del grupo alemán y en cuanto a los resultados moderados que presenta el grupo a día de hoy.