El MaDI siempre organiza cosas chulas y en esta ocasión ¡no iba a ser menos! El pasado 22 de abril los alumnos del MaDI pudimos disfrutar en Utopicus de una actividad sorpresa. La charla y el taller: “Diseñando juntos mi papel en el mundo” con Carlos Hernández CEO  de Dosabrazos.

Actividad Sorpresa: La Charla

xxxxAl principio de la charla de la actividad sorpresa se puede llegar a pensar que va a ser la típica oratoria motivadora que se intenta dar a todo joven que está intentando encontrar su lugar en el mundo, sobretodo en el laboral, pero fue más que eso. Carlos Hernández, tiene el precioso don de llegar a la gente con un desenfadado y buen sentido del humor y con más de un ejemplo nos arrancó una buena carcajada.

La charla principalmente versó sobre el enfoque que damos a las cosas, aquellas gafas que nos ponemos cada día y que influye inconscientemente en el vaivén del día a día. Por ejemplo en nuestro miedo a salir de nuestra zona de confort. Ese lugar que nos hace sentir confiados, seguros y a gusto y del que nos da tanto miedo salir, pensando que nos espera un abismo fuera de él. Cuando en realidad, nos espera un abanico de experiencias de las cuales aprenderemos mucho…eso sí, tal como lo recomendó Carlos, salir de la zona de confort está muy bien pero hay que tener cuidado con rozar la zona de frustración. Hay que ser conscientes con los ¡objetivos que nos planteamos!

Finalmente, la charla finalizó con la siguiente pregunta que aún ronda en mi cabeza ¿qué esperamos de nosotros mismos? ¿Lo cumplimos día a día?

El taller

Si la charla nos pareció entretenida mas lo fueron todas las actividadesxx que hicimos, empezando por atarnos con cuerdas y acabando por doblar una manta sin salir ni uno solo de ella. Todas ellas consistieron en trabajar en equipo, poner  nuestras capacidades, ideas y destrezas en común y  obtener los mejores resultados posibles. Los alumnos del MaDI venimos de campos profesionales diferentes así que fue entretenido aportar cada uno nuestros conocimientos en los diferentes retos. Pero lo más importante fue la buena actitud que tuvimos en desarrollarlos, que eso, en cualquier aspecto de la vida funciona estupendamente.

Todo esto fue gracias a la buena organización del Máster en Dirección Internacional de Empresas y a Dosabrazos.