Estudiar un Máster como el Master en Negocios Internacionales de la Universidad Carlos III de Madrid puede repercutir de forma importante en el transcurso de tu carrera profesional, pero para nosotros, lo que es incluso más importante el impacto que puede tener en tu vida personal. Lo más importante para nosotros es que detrás de los grandes profesionales que se forman en este máster, encontramos grandes personas.

En el post de hoy contamos con el testimonio de Nikko y Silverio, dos estudiantes del MaDI de la promoción 2016/2017. Nikko es de California, y Silverio de México. Ambos se conocieron en el MaDI al coincidir en el mismo grupo de trabajo. Cuando acabaron el Máster, Nikko tuvo que regresar a Estados Unidos y Silverio se quedó trabajando en Madrid. Sin embargo, un año después su amistad aún perdura y no han dejado de mantener contacto. Ellos nos contarán en este post cómo surgió su amistad y por qué las amistades del MADI son para siempre.

Amistad en el MaDI UC3M

Por Nikko Tanaka-Pendleton

Friendship at madi uc3mLo más destacado del MaDI han sido las amistades que he hecho, que son para toda la vida. Tuve la suerte de coincidir en el mismo grupo que Silverio y la verdad es que conectamos inmediatamente. Bueno, en realidad todos los miembros del grupo eran geniales, nos llevábamos muy bien. Al comienzo de curso tuve problemas con mi visa y por eso no pude mudarme a Madrid hasta un mes más tarde de lo previsto, cuando las clases ya habían comenzado. Aún así, cuando llegué mi equipo me integró completamente desde el principio, y me ayudaron en todo. Silver y yo éramos los únicos del grupo que éramos extranjeros, y además ambos de Norteamérica (Silver de México y yo de California), así que rápidamente nos hicimos muy amigos. A lo largo del Máster, hicimos un montón de planes juntos: viajamos por España, exploramos la ciudad y siempre nos apoyábamos el uno al otro en nuestras decisiones profesionales. Visitamos todos los sitios turísticos de Madrid, viajamos a Valencia, Bilbao, Granada, y muchos sitios más. El hecho de que ambos viniésemos del extranjero y no conociéramos nada de España, hizo que nos uniésemos y planeásemos tantas cosas juntos. 

friendship at madi uc3mEl trabajo en equipo nunca es fácil pero yo tuve la suerte de caer en el mejor grupo! Nos llevábamos muy bien tanto en el ámbito de trabajo como en el ámbito social. En mi opinión, la clave para que un trabajo en equipo funcione está en saber respetarse y comunicarse adecuadamente. Uno de los grandes retos era el saber programarse y ponerse de acuerdo con todos los miembros del equipo. Además del máster, casi todos los del grupo trabajábamos, por lo que era muy complicado encontrar un hueco en nuestra agenda y ponernos de acuerdo un día para trabajar todo el equipo junto. Otro de los problemas era tomar decisiones. En un grupo de gente cualificada y formada, está claro que va a haber distintas opiniones y que va a ser difícil llegar a un acuerdo. Aquí la clave estaba en no tomarse nada personalmente, ser flexible y examinar las decisiones de cada uno de manera racional, midiendo los pros y contras para intentar llegar a un acuerdo. A pesar de todo esto, tuve la suerte de contar con un equipo estupendo, en el que todos daban el 110% de sus posibilidades. 

Mi vida en Madrid ha sido increíble. He vivido en varios países alrededor del mundo antes de mudarme a España, pero en Madrid me he sentido totalmente adaptada desde el primer momento. La calidad de vida aquí es increíble. Además el tema de alquiler de piso y alimentación es mucho más barato comparado con otros lugares en los que he vivido (y teniendo en cuenta que vengo de San Francisco, la ciudad más cara de Estados Unidos). Lo que más me gustó de España fue la fiesta, la siesta, la comida, el buen vino, y el tiempo que tuve de vacaciones. En lo que más me costó adaptarme fue en el tema de los horarios (que en Estados Unidos son muy estrictos y aquí en España son más flexibles) y en la diferencia de horario en las comidas, como por ejemplo cenar a las 10 de la noche.

Por otro lado mi español no era muy bueno cuando llegué, y si a eso se le suma que el español de México (que escuchaba todo el rato de Silverio) y el español de España no se parecen mucho, hizo que me costase aún más aprender el idioma. Además, en mi trabajo solo hablaba en inglés, con lo que no ayudaba mucho a mi aprendizaje. Pero a pesar de todo esto, el tiempo que estuve en Madrid fue increíble e inmejorable, no solo por la comida que comí o los sitios que visité, si no también por la gente increíble que conocí.

Por Silverio Salcedo

Friendship at madi uc3mNikko y yo coincidimos en el mismo grupo de trabajo al comenzar el máster. Fue ahí cuando nos conocimos y comenzamos a hablar. Al principio ella era muy tímida, pero yo también lo era, ya que no nos conocíamos. Pero con el tiempo comenzamos a hablar de nuestra vida, de nuestros gustos y aficiones, y descubrimos que ambos teníamos muchas cosas en común, ahí fue cuando conectamos por completo. 

El MADI sin duda ha marcado nuestra vida profesional, pero también la personal, ayudándonos a hacer amigos que se han convertido en nuestra segunda familia. 

Hemos viajado muchísimo, y lo hemos pasado genial planeando viajes, pero además de eso hemos trabajado duro y hemos conseguido saber trabajar en equipo para superar el máster. 

Creo que la clave en ser buenos amigos y a la misma vez buenos profesionales está en saber como tomar decisiones en grupo, dejando a un lado las relaciones personales. Hay tiempo para todo, para trabajar y para pasar un buen rato con los amigos, solo hay que saber encontrar el equilibrio. Como estudiante extranjero, para mi es muy importante tener un buen grupo de trabajo donde la gente sepa trabajar en equipo. Al estar lejos de mi familia y amigos, para mi lo más importante es estar rodeado de buena gente y buenos amigos, así que, mi consejo es que no juzgues a nadie antes de conocerlo, abre tu mente, sé respetuoso con todo el mundo, y encontrarás a tu media naranja (así es como yo encontré a Nikko), así que sonríe y sé sociable. 

Pero sin duda lo que marcó mi curso fue Madrid, una ciudad llena de vida y energía, bien comunicada con lugares increíbles de España, y muy cerca de pueblos super bonitos que poder visitar. Nikko y yo aprovechamos cada oportunidad que teníamos para viajar y explorar este maravilloso país. Buena comida, cervezas y amigos: la fórmula perfecta. 

Friendship at MaDI UC3M

Al final del máster Nikko tuvo que marcharse a California. Yo aún sigo trabajando en Madrid pero seguimos en contacto, nos escribimos todos los días y nos enviamos fotos y vídeos de nuestro día a día, así parece que estamos un poco más cerca. 

Y como a ambos nos encanta viajar estoy seguro de que vamos a volver a vernos muy pronto.

 

Si quieres saber más sobre el Máster en Negocios Internacionales de la UC3M visita nuestra web para matricularte o encontrar más información sobre el programa. También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn y Youtube