Javier Peláez, propietario de Olmeda Orígenes, es uno de los tutores del Máster en Dirección Internacional de Empresas que nos desvela los factores clave a tener en cuenta cuando nos enfrentamos al Proyecto de Fin de Máster.

¿Cuál es su relación con el MaDI?

Mi relación con MaDI es de varios años. He sido tutor de cursos. He tenido más de 30 grupos a mi cargo. Hemos elaborado más de 30 proyectos de internacionalización de pequeñas y medianas empresas intentando llevar a la universidad lo que es la realidad de una internacionalización de una empresa española.

¿Cuáles son los factores clave para un buen Proyecto de Fin de Máster?

Para mí, los factores clave a la hora de elaborar un Proyecto de Fin de Máster son básicamente dos:

  1. Poner en valor todo aquel trabajo que se ha elaborado con los profesores durante el año; todos esos conocimientos que se han ido adquiriendo reflejarlos en ese trabajo.
  2. Por otro lado, es básica la constancia y la tenacidad del grupo para conseguir los resultados al final del proyecto. Esto significa una constancia durante todo el año, un trabajo en equipo y una perfecta sincronización entre todos los estudiantes.

¿Qué valores les aporta a los alumnos?

Para mí, la realización de un proyecto de fin de máster es prácticamente un laboratorio en donde vamos a ver reflejado lo que es la realidad de las empresas y de lo que está pasando ahí fuera.

Les aporta todo. Les aporta experiencia, les aporta como decía antes poner en práctica todo aquello que han estudiado durante todo el año y, sobre todo, lo que les aporta es una experiencia global que al final van a poder poner a disposición de su vida profesional.

¿Por qué es positivo estudiar un programa de Postgrado?

Después de muchos años de estudios académicos por parte de cualquier estudiante, al final llega el Máster. El Máster en definitiva es entender todo lo que hemos estudiado durante toda nuestra vida y entender todo lo que estamos viendo que pasa a diario y que nunca lo habíamos llegado a comprender.

Gracias a esto entendemos no sólo todo aquello que hemos estudiado durante tantos años sino también lo que está pasando realmente ahí fuera en el mundo empresarial.

Cuando llegamos a una empresa y pasamos por un Máster es cuando entendemos; es como  una especie de luz que se nos enciende y digerimos todo aquello que hemos aprendido en ese Máster y lo podemos aplicar en nuestra empresa. Eso es lo que es para mí fundamental.

¿Por qué especializarse en internacionalización de empresas?

La situación que tenemos actualmente en España y la época que estamos pasando de crisis económica ha forzado a que muchas veces las empresas españolas tengamos que salir al exterior, cosa que no hemos hecho antes. Otros países nos llevan años luz de ventaja respecto a esto. Es el momento y el que vendrá, donde tenemos que preparar a nuestros estudiantes para que sean capaces de afrontar esos retos internacionales. Necesitamos a gente que hable idiomas, gente que esté preparada con los conocimientos de otras culturas sobre todo, como decía, para conseguir internacionalizar estas compañías, pequeñas y medianas empresas, que tienen mucho que ofrecer en el exterior y que hasta ahora no había sido necesario.  Por eso, esta nueva generación de estudiantes es fundamental para la nueva economía española que se nos presenta de ahora en adelante.